san Chárbel Makhluf

Jueves, 24 julio, 2014

Aquí en Caracas, se tiene bastante devoción a san Chárbel, también llamado San Sarbelio Makhluf, que fue un presbítero de la Orden Libanesa Maronita. El cual, por amor a la soledad y para alcanzar la más alta perfección, dejó el cenobio de Annaya, en el Líbano, y se retiró al desierto, en el que sirvió a Dios día y noche, y donde vivió con gran austeridad, ayunando y orando. Murió el 24 de diciembre. Más información aquí.

Aquí os dejo con esta bonita película sobre su vida:

Leer el resto de esta entrada »

LatinoAmericaUn reciente artículo de Aceprensa nos informa acerca de las tendencias religiosas en Latinoamerica. Por su interés lo pongo en el blog. El artículo concluye que las tesis sobre que el desarrollo económico y la prosperidad terminan por secularizar a las sociedades y desplazar a la religión de la vida e intereses del individuo, no se ha cumplido en América Latina, donde la práctica religiosa creció en promedio del 44 al 52 por ciento en 18 países de la región, entre 1995 y 2013, ”pese” al crecimiento económico experimentado.

En efecto, en el estudio “Las religiones en tiempos del Papa Francisco”, efectuado por la Corporación Latinobarómetro, se esboza cómo América Latina, que ha vivido su período más próspero entre 2003 y 2008, ha incorporado 50 millones de habitantes a la clase media en la última década y sacado a 100 millones de habitantes de la pobreza, además de consolidado sus instituciones democráticas, no ha conocido un abandono de la religión (a excepción de Uruguay).

En el conjunto de 12 países de la región con más del 60 por ciento de católicos, el predominio del catolicismo en 1996 era del 76 por ciento en promedio. A día de hoy, si bien el porcentaje de católicos ha disminuido ligeramente hasta ubicarse en el 70 por ciento, la ventaja sobre la segunda religión está en 59 puntos. Leer el resto de esta entrada »

La atracción por las cosas sensibles, cuando nos impulsa a satisfacer las legítimas necesidades, es en sí buena: pasaba Jesús en sábado por medio de unos sembrados; sus discípulos tuvieron hambre y comenzaron a arrancar unas espigas y a comer. Pero no conviene olvidar que tras el pecado original, estamos inclinados a un desordenado amor propio y a buscar en los bienes sensibles la propia satisfacción, ambicionando, con el pretexto de las necesidades, más de lo que nos conviene, y aún en contra del querer de Dios.

Este tiempo nuestro, cuando se concibe la felicidad en el uso y disfrute de la mayor cantidad de bienes y goces, exige del cristiano una vigilancia especial (templanza) para no traicionar el alma misma de nuestra fe. Lo expresaba muy bien Juan Pablo II al referirse al ambiente de materialismo práctico en que vivimos: Leer el resto de esta entrada »

El maestro y el pájaro enjaulado

Jueves, 17 julio, 2014

Ave-descendiendo-en-la-puesta-del-sol-hermoso

Paseaban el maestro y su discípulo por la ciudad y se detuvieron ante una tienda cuyo escaparate estaba repleto de jaulas con pájaros multicolores.
 Tras contemplar unos instantes las aves el maestro preguntó:
¿Quién ama más a los pájaros: el que los tiene en una jaula, los cuida, les da de comer, impide que le ocurra ningún mal, o el que los deja en libertad?
El discípulo respondió sin titubear:
El que los deja en libertad…
Sonrió el maestro y dijo:
Pero en libertad se han de buscar el alimento y están expuestos a mil y un peligros…
 -apuntó el discípulo- Pero así son ellos mismos. Existen para ser libres…
Guardó silencio el maestro y luego añadió:
Lo mismo a hecho Dios con nosotros. Podía tenernos controlados. Procurar que no nos falte nada. Librarnos de todos los peligros. Impedir que sufriéramos… Pero nos ha hecho libres. Hemos de espabilarnos para vivir. Estamos expuestos al sufrimientos y somos capaces de hacer el mal. Y no aceptamos que eso lo ha hecho precisamente porque nos ama… Somos raros los hombres…
Y siguieron paseando por la ciudad…

Hoy en día es la libertad uno de los valores más defendidos y mejor considerados. Parece como si aquellos otros valores clásicos del honor, la honestidad, el heroismo, el servicio o la generosidad, hubieran quedado olvidados  en nuestros días… La libertad sigue estando en primera línea. La historia de arriba intenta dar una explicación acerca del fin de la libertad del hombre: es una participación, un chispazo del Amor de Dios que reverbera  en nuestra alma.

Valensole plain clouds1) El tiempo que dedico a estas entradas del blog forma parte del que dedico a la predicación. Siempre intento que mis palabras sean asequibles; el ideal es que pudieran comprenderlas un niño. Porque en definitiva lo que no puede comprender un niño no es necesario para la salvación: Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla… Por eso, pido al Espíritu Santo luz para resumir, para desbaratar nudos, para no decir con mil palabras lo que se puede decir con diez palabras sencillas. Leer el resto de esta entrada »

j0La frase que encabeza esta entrada no es mía: es del Papa Francisco, en la entrevista publicada en La Vanguardia el pasado 13 de junio (aquí).

Creo que estamos en un sistema mundial económico que no es bueno. En el centro de todo sistema económico debe estar el hombre, el hombre y la mujer, y todo lo demás debe estar al servicio de este hombre. Pero nosotros hemos puesto al dinero en el centro, al dios dinero. Hemos caído en un pecado de idolatría, la idolatría del dinero. La economía se mueve por el afán de tener más y, paradójicamente, se alimenta una cultura del descarte. Se descarta a los jóvenes cuando se limita la natalidad. También se descarta a los ancianos porque ya no sirven, no producen, es clase pasiva. Al descartar a los chicos y a los ancianos, se descarta el futuro de un pueblo porque los chicos van a tirar con fuerza hacia adelante y porque los ancianos nos dan la sabiduría, tienen la memoria de ese pueblo y deben pasarla a los jóvenes. Y ahora también está de moda descartar a los jóvenes con la desocupación. (…) descartamos toda una generación por mantener un sistema económico que ya no se aguanta.

El Papa Francisco es muy claro cuando habla y cuando dice algo, es que lo quiere decir y dijo: “El sistema económico mundial… Sistema económico es una expresión muy concreta dentro de la ciencia económica. Un sistema económico es un conjunto de cosas: un entorno (geográfico, social, histórico) dentro del cual actúa el sistema; un conjunto de ideas y valores sobre la persona, la sociedad, la economía, etc. (de muy diversos niveles y validez); unas instituciones que resumen de algún modo la manera de entender la vida social; una división de funciones entre los agentes económicos; una gama de incentivos, y una teoría (o un conjunto de teorías) sobre el funcionamiento del sistema.
Leer el resto de esta entrada »

BelizeHe estado una semana en Portones, una casa de convivencias que hay cerca de Maracaibo. No había forma de encontrar algún sitio cercano con red y no he podido enviar las entradas. Lo siento por aquellos que entráis al blog con frecuencia y no habéis encontrado nada nuevo. Pero de nuevo empezamos.

Cuando en 1961 se celebró en Jerusalén el juicio contra el líder nazi Adolf Eichmann, la revista The New Yorker escogió como enviada especial a Hannah Arendt, una filósofa judía de origen alemán exiliada en Estados Unidos. Arendt parecía un perfil muy adecuado para escribir un reportaje sobre el juicio al miembro de las SS responsable de la “solución final” del Holocausto. Sin embargo, los artículos que la filósofa redactó acerca de aquel proceso despertaron una gran polémica. Y cuando luego publicó esos reportajes en forma de libro con el título “Eichmann en Jerusalén”, se desató una fuerte campaña contra ella, organizada por varias asociaciones judías norteamericanas e israelíes. Leer el resto de esta entrada »

“Allá voy yo”

Domingo, 29 junio, 2014

Above the Abyss - Julian Alps, Slovenia by Dan Briski    Hay un interesante folleto de C. Ramirez Olarte, que se titula: “La Misa… ¡no me dice nada!”. En él Don Prudencio va explicando a Expedito la Misa y su significado. En un momen­to le dice:

    ‑Después de haber echado el sacerdote el vino en el cáliz, toma con una cucharita unas gotas de agua y la mezcla con el vino. ¿No te has fijado?

    ‑Sí, me he fijado. ¿Qué significa?

    ‑El vino representa a Cristo, puesto que se va a convertir en su sangre, y esas gotitas de agua, a nosotros y todas nuestras cosas. Del mismo modo que al incorporar el agua al vino, todo se convierte ya en vino, también nosotros debemos hacernos uno con El. Y así como aquello, por las palabras de la consagración, se va a convertir en algo divino, en el Cuerpo y la Sangre del Señor, le pedimos a Dios, en ese gesto, que haga divina nuestra vida y todos nuestros afanes.

    Me contaba un amigo, que había captado este simbolismo, que él, cada vez que el sacerdote mezclaba las gotas de agua con el vino, le decía interiormente al Señor: “Señor, allá voy yo”.

————-

    A la Misa vamos a entregarnos a Dios con nuestro Señor Jesucristo. Es la actualización de su entrega ‑su sacrificio‑ y de nuestra entrega con El. Es el mejor medio que tenemos para unir nuestra entrega a la entrega de Cristo. Así nuestra pobreza, unida al amor del Señor, adquiere un valor infinito ante Dios.

topicEl santo promotor de la santidad en lo cotidiano y fundador del Opus Dei. El 17 de mayo de 1992, Juan Pablo II beatifica a Josemaría Escrivá de Balaguer en la plaza de San Pedro, en Roma, ante 300.000 personas. «Con sobrenatural intuición», dijo el Papa en su homilía, «el beato Josemaría predicó incansablemente la llamada universal a la santidad y al apostolado». Diez años más tarde, el 6 de octubre de 2002, Juan Pablo II canoniza al fundador del Opus Dei en la plaza de San Pedro ante una multitud de más de 80 países. El Santo Padre, en su discurso a los participantes en la canonización, dijo que “san Josemaría fue elegido por el Señor para anunciar la llamada universal a la santidad y para indicar que la vida de todos los días, las actividades comunes, son camino de santificación. Se podría decir que fue el santo de lo ordinario”.
 

Amar de lejos es fácil

Viernes, 20 junio, 2014

80En la obra del escritor ruso Dostoyevski: “Los hermanos Karamazof”, el autor presenta una discusión entre el escéptico Iván y el bueno de Aliosha sobre temas religiosos. En un momento de la discusión Iván mantiene que es imposible el amor verdadero: al prójimo -piensa- no se le puede amar. Y cuando dice “prójimo”, se refiere al prójimo cercano, al que vemos y tocamos casi a diario, o sin casi. “Se puede amar de lejos -concluye-, pero de cerca, no”.

Para fundamentar sus convicciones recurre al ejemplo del hombre santo, que se entrega al prójimo, pero cuando surge lo desagradable -prosigue Iván- no tiene más remedio que hacer un esfuerzo ficticio, como imponiéndose a sí mismo un sacrificio: “¡Se puede amar al hombre invisible, repito; mas apenas aparece éste, desaparece el amor!”

La dificultad que se plantea el pobre Iván es común en aquellos que no distinguen el amor del sentimiento. No son lo mismo. Es precisamente en el sacrificio, en el vencimiento, donde se pone a prueba el auténtico amor; precisamente ahí es donde se distingue el amor del sentimentalismo.

El amor, al igual que la santidad, está tejido de luchas secretas, que sólo Dios y nosotros conocemos, y que tienen lugar en el interior del corazón. Amar es una maravillosa mezcla de sacrificios silenciosos, de gozos inefables, de momentos oscuros y de luces íntimas indescriptibles… Así es la vida de los santos y la de esos miles de hombres y mujeres que cada día se esfuerzan por mantener encendido el fuego de su amor. Se trata de un modo de vida que la percibe, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 543 seguidores

%d personas les gusta esto: