Sábado Santo 2014

Sábado, 19 abril, 2014

10250234_741008195929992_8199180220122756740_nCristo ha muerto… Imaginamos a los Apóstoles vagando de uno a otro lugar de Jerusalén, sin rumbo fijo, oprimidos por la tristeza, desorientados, quizá con remordimiento… ¡Cuanto desánimo en sus conversaciones! Jesús que les había atraído, que les había enamorado con su Persona y su palabra… estaba muerto ¡y sepultado!. 

Se explica el desaliento de los Apóstoles: aún no eran testigos de la Resurrección. Nosotros en cambio tenemos la certeza del triunfo del Señor y por eso nuestra actitud ha de ser como la de aquellos discípulos ocultos del Jesús: José de Arimatea y Nicodemo, los cuales en la hora de la soledad, del abandono total y del desprecio…, entonces dan la cara audacter (Mc 14,43)…; ¡Valentía heroica!

Yo subiré con ellos al pie de la Cruz, me apretaré al Cuerpo frío, cadáver de Cristo, con el fuego de mi amor… lo desclavaré con mis desagravios y mortificaciones…, lo envolveré con el lienzo nuevo de mi vida limpia, y lo enterraré en mi pecho de roca viva, de donde nadie me lo podrá arrancar, ¡y ahí, Señor, descansad!

Cuando todo el mundo os abandone y desprecie… serviam!, os serviré, Señor (san Josemaría, Via Crucis, XIV, p.1)

Jueves Santo 2014

Jueves, 17 abril, 2014

kZWJePCAtyak¡Cuánto había deseado el Señor que llegara su hora! Hoy entramos en la espesura de la noche más cerrada, y la noche es el tiempo de los amantes. Habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. Y ese extremo suscita pavor.

Tiritando de Amor y de pesar, Jesús, Dios encarnado, se postrará a nuestros pies y los lavará hoy con agua; mañana seremos por entero lavados en Sangre. Nos pedirá que lo acompañemos velando durante su oración agónica en el Huerto, y después será llevado al Sanedrín para ser vilmente juzgado por los hombres. Será escupido, insultado, abofeteado y escarnecido. Y todo ello no constituirá sino el comienzo de los dolores.

No faltes hoy a los Santos Oficios. No dejes solo a quien padece por ti. Pasa tiempo velando junto al monumento, y déjate abrazar por quien desea redimirte con el Amor más grande. Tu Dios comienza hoy a morir de Amor. Muere tú de amor con Él.

También puede ser interesante para este día las siguientes entradas: Leer el resto de esta entrada »

Martes Santo

Martes, 15 abril, 2014

462A donde yo voy no me puedes acompañar ahora… Pedro replicó: “Señor, ¿por qué no puedo acompañarte ahora? Daré mi vida por ti.”

Pedro, amigo, ¡como te comprendo! No, no ibas de “farol”, ni querías “quedar bien”, lo decías en serio, con todas las veras del ama, porque querías al Señor. Te comprendo Pedro, te comprendo muy bien porque yo soy igual. El maestro nos dirá por qué no podemos aún seguirle: “¿Conque darás tu vida por mí? Te aseguro que no cantará el gallo antes que me hayas negado tres veces.»

Jesús nos recuerda una vez más nuestra realidad que somos pecadores, pecadores que aman a Jesucristo sobre todas las cosas de este mundo… pero, eso, nada más que pecadores. Por eso, Pedro amigo, no te enfades. La culpa no es de Jesús. Al contrario, Jesús desea que lo sigas hasta el final, hasta la misma Cruz, para con Él amanecer, en Pascua, a la vida eterna. Quieres rezar, y aceptas ayunar y mortificarte. Si te preguntan si quieres ser santo, dices -¡por supuesto!- que sí… Pero, en el fondo, no quieres entregar la vida. Renunciar a todo, rendir el juicio y la voluntad, obedecer y dejar que Cristo sea el Señor de tu vida… La verdad: no quieres. Eres como el joven rico: un burgués que reza y cumple los mandamientos. Leer el resto de esta entrada »

Jueves, 3 abril, 2014

422Venid a mí todos los que estáis fatigados y agobiados, y yo os aliviaré (Mt 11, 28). Y, en otro lugar: El que tenga sed, que venga a mí y beba (Jn 7, 37). Y también: El que venga a mí no tendrá hambre (Jn 6, 35). Más adelante: Al que venga a mí no lo echaré fuera (Jn 6, 37). Y hoy:

    Y no queréis venir a mí para tener vida.

¿Aún no lo entiendes? Jesús no es un personaje célebre o un hombre ejemplar a quien se contempla desde lejos y se aprueba o se rechaza. No es alguien a quien se aplaude o por quien se vierten unas lágrimas desde la cómoda distancia del espectador medianamente implicado.

Jesús es la fuente de Vida eterna abierta en lo alto de una Cruz. Uno no se queda mirando a la fuente, ni la aplaude. Es preciso acercarse a Jesús crucificado, abrazarlo fuertemente, pegar los labios a la llaga de su costado, empapar la vida y el corazón en sus dolores, en su plegaria, en su ofrenda… A distancia puede uno convertirse en admirador de Cristo, no en cristiano. ¿Para qué quiere una fuente un club de fans? Quiere que bebamos.

Un Dios enamorado

Martes, 25 marzo, 2014

316 ¡Qué extraña manía, la que tiene Dios de arrodillarse! Él, ante quien toda criatura debería postrarse y toda rodilla debería doblarse, va y se enamora del hombre, se le derrite el corazón como cera en las entrañas, y cae de hinojos sobre una tierra que, endurecida por el pecado, ni siquiera tembló.

    La redención del género humano toma inicio en un romance, en el romance más hermoso que jamás vieron los siglos. En el seno de Ana se forma una criatura inmaculada, la más perfecta de entre las que salieron de las manos de Dios. Y el propio Dios, embelesado ante tamaña belleza, se rinde a su hermosura y enloquece enamorado. Para no quebrar su recato al deslumbrarla, y como preso de divina vergüenza, le pide a un arcángel que se postre a sus pies y le transmita la embajada: Has hallado gracia a los ojos de Dios. Es decir, Dios se ha enamorado de ti, María, bendita entre las mujeres. ¿Quieres ser la madre de su Hijo?

    Y María, que era virgen por enamorada, enrojece pudorosa al ver a un Dios perdidito por ella. Entiende el protocolo, y cae también arrodillada: Aquí está la esclava del Señor.

Autor: J-Fernando Rey Ballesteros

San José, el santo del silencio

Miércoles, 19 marzo, 2014

san-joseEs, desde luego, el santo del silencio. No dice nada en todo el Evangelio. Y esta discreción tan suya nos recuerda el valor insustituible que, para la oración, tiene el recogimiento. Las muchas palabras fatigan el cuerpo y dejan árida el alma. Sin embargo, el silencio, cuando se llena de Dios, abre puertas y ventanas al diálogo fecundo con el Señor. El verdadero silencio, el silencio de José, equivale a escucha atenta y receptiva: no hay otra forma de conocer la Voluntad de Dios sobre la propia existencia.

Y es también -cómo no iba a serlo- el santo de la devoción a la Virgen. Fue el primero en enamorarse de Ella, el primero en rendirse a sus pies, el primero en venerarla como Madre de Dios… Fue su custodio, su protector y su esposo. Es de los pocos hombres que conocen un secreto que a mí me abrasa el alma: él sabe cómo son los ojos de la Virgen. Si María nos lleva a Jesús, José nos lleva a María. Yo creo que se pasa la eternidad señalándola y diciéndonos: “¿verdad que es hermosa? ¿verdad que es buena? ¿verdad que es limpia? ¿verdad que es dulce? ¿verdad que es fuerte?”… Luego se pone en pie, y dice: “¡Es mi Esposa!”

Fuente: archivo personal

WaveComo decíamos, el miércoles de ceniza comenzaba un tiempo apasionante. Y vamos a intentar poner alguna reflexión cada día en torno a la Cuaresma. Ayer ya nos la puso, nuestra colaboradora Rosa en su comentario, y hoy os dejo con estas palabras de José Fernado Rey Ballesteros, que le hemos “adoptado” en el blog como uno de nuestros mejores colaboradores:

Como la ceniza, los ayunos cuaresmales son expresión de una santa tristeza. Por eso, para que esas prácticas no se conviertan en un ritualismo vacío, debemos poner el corazón a tono con lo que hacemos. Debemos sentir con la Iglesia, para que después, al obrar con la Iglesia, nuestros gestos tengan pleno sentido.

Llegará un día en que se lleven al novio, y entonces ayunarán.

Nuestros pecados han expulsado al Verbo encarnado de la faz de la Tierra clavándolo en una cruz. Estamos tristes, lloramos, y no comemos, porque nuestro dolor no admite más consuelo que el de la Misericordia divina.

Toma nota: si quieres ayunar bien, mira hoy hacia la Cruz. Mírala con amor y dolor. Implora la gracia de una verdadera compunción. Ayuna desde esa santa tristeza, y tu ayuno será un grito que, unido al de Cristo, rasgará las nubes.

En cuanto a la abstinencia de carne de los viernes de Cuaresma… Es un gesto sencillo, que todos podemos hacer sin excesivo esfuerzo, y que, por eso, tiene la virtud de unirnos a todos en la misma mortificación. No es, por tanto, ninguna tontería. Nos hace Iglesia y nos une a la Iglesia. Guarda bien esa abstinencia.

Lámpara es tu palabra para mis pasos

Martes, 25 febrero, 2014

biblia2Puede parecernos extraño el detalle que cuenta san Marcos acerca del ciego que le presentaron a Jesús: Le untó saliva en los ojos. Sin embargo, a quien haya leído los salmos le parecerá un gesto «muy lúcido», pues la saliva es signo de la palabra. Allí está escrito: Lámpara es tu palabra para mis pasos, Señor, luz en mis senderos (Sal 118, 105).

¿No es la palabra del guía la luz de los ojos del ciego? «Ten cuidado con el escalón… Gira ahora a la izquierda…» Así la Palabra de Dios es guía de quienes caminamos a ciegas buscando el Cielo.

Toma la Palabra de Dios cada mañana, y úntala en los ojos del alma, para que se abran y tengas fe. Empezarás a mirar como Dios: Veo hombres; me parecen árboles. Así nos ve Dios: como árboles. En ocasiones, como higueras a quienes pide higos fuera de tiempo. En otras, como árboles malos que deben ser sanados para dar frutos buenos.

Después, como al ciego, Jesús pondrá sus manos en tus ojos. Serán sus manos llagadas en la Cruz. Y quedarás curado, y verás todo con claridad. Es decir, lo verás a Él, la claridad misma.

Las “circunstancias externas”… y yo

Miércoles, 12 febrero, 2014

sus ojos están con sus pensamientos 1897¡Cuántas veces, culpamos a las circunstancias externas de nuestras faltas y tristezas! «En mi casa no se puede vivir, en el trabajo me persiguen, los políticos me hacen perder los nervios, con este frío no hay quien pueda»… Es como si añorásemos una época dorada en la que todo esté a favor… Pero esa época dorada nunca llega. Entre tanto, seguimos pecando y continuamos tristes. ¡Qué culpa tenemos nosotros, pobrecitos!

Sin embargo, nada que entre de fuera puede hacer al hombre impuro; lo que sale de dentro es lo que hace impuro al hombre.

Imagina lo imposible: que llegase a tu vida esa “época dorada”. Y descubrirías que, aún entonces, sigues pecando y sigues triste. Ojalá que así te dieras cuenta de que tus enemigos no estaban fuera, sino dentro, y de que has perdido mucho tiempo culpando a las circunstancias.

La gran batalla de la vida debe librarse en el corazón. A un corazón limpio y amante de Dios se le puede hacer sufrir, pero hasta en el sufrimiento encuentra gozo y mantiene la paz. Sin embargo, el egoísta no estará satisfecho ni en el mismo Cielo… ¡Ánimo, deja de quejarte, y conviértete de una vez!

Tranquilo, que no es molestia

Martes, 4 febrero, 2014

tranquilidad-21[1]Aunque se habla de la «falsa humildad» para referirse a la cobardía o apocamiento, no es la única forma falsa de virtud que encubre un pecado. Existe también una «falsa caridad» que, bajo forma de delicadeza, disimula la desidia y la reviste de consideración: «El sacerdote está muy ocupado, el pobre. No le voy a dar la lata confesándome ahora»… Me lo ha recordado el evangelio de hoy:

Tu hija se ha muerto. ¿Para qué molestar más al maestro?

Y, por no molestar, Jairo se hubiese quedado sin hija. Menos mal que le importó poco dar trabajo al Hijo de Dios.

    Lo mismo puede decirse de los sacerdotes: estamos para que nos molesten. Un sacerdote a quien nadie molesta, a quien nadie da trabajo, a quien nadie le cuenta sus penas… es un sacerdote frustrado. Los fieles tenéis la santa obligación de molestarnos, cansarnos, y a ayudarnos a entregar la vida. Y, si no lo hacéis, no os servirá de excusa el no haber querido molestar. Dios mismo quiere que nos molestéis todo lo que podáis, siempre y cuando sea para que ejerzamos nuestro ministerio. Si es para que os ayudemos a hacer la quiniela… Mejor no molestéis. Estamos confesando.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 522 seguidores

%d personas les gusta esto: