Acciones de gracias

Jueves, 16 octubre, 2014

cuba bikeAquí os dejo con este otro texto sobre las “acciones de gracias”, de Catherine Dean, extraído del Diccionario de san Josemaría Escrivá de Balaguer. Y es que es ya sabéis: es de bien nacidos ser agradecidos…

En la teología moral, el agradecimiento se considera como parte potencial de la virtud de la justicia. Según san Josemaría, la justicia nos lleva a considerar nuestra dependencia de Dios y a reconocer los abundantes bienes que nos concede, para llenarnos de agradecimiento y de deseos de responder a un Padre que nos ama hasta la locura; esto suscita el espíritu de piedad filial que nos hará tratar a Dios con ternura de corazón (cfr. AD, 167). Sintetiza así su honda comprensión de las relaciones entre agradecimiento, amor de Dios y filiación divina. Y, a la vez, ayuda a percibir que, como consecuencia de la universal paternidad de Dios, la virtud cristiana de la justicia nos empuja a mostrarnos agradecidos, afables, y generosos con los demás (cfr. AD, 169).
Leer el resto de esta entrada »

Lucha ascética

Miércoles, 15 octubre, 2014

585Mañana tengo que dar una meditación sobre esa lucha diaria, secreta, que mantenemos todos los cristianos en el secreto de nuestro corazón. No debemos olvidar que sólo recibe la gracia del Paráclito quien libremente se abre a su acción, y esto comporta esfuerzo, porque el corazón humano se ha retraído de Dios por el pecado. Tampoco a luchar el influjo de la cultura del bienestar y lo políticamente incorrecto que resulta hoy hablar de luchas y exigencias… Me he encontrado con este texto, que aunque un poco largo lo copio en el blog:

La predicación de san Josemaría sobre la lucha cristiana hace eco a la Sagrada Escritura que, desde el primero hasta el último de sus libros, habla de un combate contra el mal (cfr. Gn 3, 15; Ap 12,17). Las referencias bíblicas son constantes. Por ejemplo, cita varias voces si libro de Job: “Militia est vita hominis super terram” (Jb 7, 1; cfr. C, 306; AD, 117); recuerda la advertencia de Jesús: “¡Cuán angosta es la puerta y estrecho el camino que conduce a la Vida!” (Mt 7, 14; cfr. AD, 129), comenta las enseñanzas paulinas: “Tomemos el escudo de la fe, el casco de salvación y la espada del espíritu que es la Palabra de Dios (cfr. Ef 6, 11 ss.)” (CONV, 123). Leer el resto de esta entrada »

Orar con Santa Teresa de Jesús

Viernes, 10 octubre, 2014

586Me envía esta oración la Hna. María Teresa, mi Capellana. Espero que os ayude como a mí:

Vamos a orar de la mano de Santa Teresa que nos va a introducir en las Moradas del  Castillo Interior. Un libro escrito por ella en el año 1577 cumplidos los 62 años, con una experiencia de vida muy intensa, el 2 de Junio, día de la Santísima Trinidad, por mandato del Carmelita Jerónimo Gracián.

Desde hoy, Santa Teresa será la amiga que te introduzca en tu propio Castillo o morada interior, te enseñe cómo  y por dónde se entra y qué hay que hacer, una vez dentro, en cada una de las Moradas. Leer el resto de esta entrada »

10000994_4165176585643_348970557_o Aquí os dejo con esta preciosa selección de textos sobre la oración, realizada por nuestro colaborador Carlixto:

“Ora et labora” S. Benito (480 – 547)
La oración, sepámoslo o no, es el encuentro de la sed de Dios y de sed del hombre. Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de Èl – San Agustin
La humildad es la base de la oracion-2559
Para mì, la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como desde dentro de la alegría” Santa Teresa del Nino Jesús Leer el resto de esta entrada »

Mis recuerdos del beato Álvaro del Portillo

Sábado, 27 septiembre, 2014

descargaCon ocasión de la beatificación de Álvaro del Portillo pongo aquí, solo a modo de listado, algunos de mis recuerdos del queridisimo don Álvaro, en el tiempo que pasé en Roma:

  1. Al poco de llegar a Cavabianca, mi primer saludo con el mono de encargado de jardín…
  2. Cómo se reía en el “cronicón” de Navidad al escuchar mis ocurrencias (lo del perro en vestuarios: a ti te pasa lo que ami, que no aclaras)… “Rafita” al entrar y saludar desde el coche
  3. Al morir mi padre, la llamada telefónica de don Javier y del Padre: parada cardíaca (ah!), cuida a tu madre… yo aguante bien unos días hasta que me tras una tertulia, me llamó…  el rato que estuvimos hablando en la salita… ya me he enterado, tu madre … flojera y color de los ojos … pero tienes Padre… A partir de ahí se disiparon dificultades internas

Leer el resto de esta entrada »

349Estoy pasando unos días en Altoclaro. Aquí, donde yo estoy, no hay internet y tengo cierta dificultad para enviar los post al blog. Así que no os extrañe algunas irregularidades. Aquí os dejo con este comentario al Evangelio de la misa de mañana: Martirio de san Juan Bautista:

“Si tuviera que elegir entre pasar mis días con un malo o con tonto, me quedaría tan perplejo que caería de rodillas y le pediría a Dios que eligiese por mí en qué cruz debo morir. Pero si te tocan los dos, como al Bautista, es que Dios tiene prevista para ti una gran santidad.

    A un lado tenía al tonto: Herodes. Éste era de los que iban a misa, aplaudían el sermón, y luego salían derechitos hacia el burdel. Respetaba a Juan, sabiendo que era un hombre honrado y santo, y lo defendía. Lo escuchaba con gusto. A saber: lo escuchaba con gusto, pero al terminar subía al catre de Herodías. Lo defendía, pero le cortó la cabeza. ¡Dios nos libre de feligreses tan devotos!

Al otro lado tenía a la mala: Herodías. Juan hizo lo peor que puede hacerse con estas personas: le “tosió”. Le dijo públicamente que eso de “rehacer la vida” se llama “concubinato”, y desde entonces Herodías juró devolverle el favor curándole el dolor de cabeza. Supo aprovechar la lujuria del tonto, esperar el momento adecuado, y encontrar el cebo perfecto: Su hija Salomé.

Salomé no era ni tonta ni mala. Era una… Hasta mañana”. (Fernando Rey Ballesteros) Leer el resto de esta entrada »

Ticio, el mosquito y el camello

Martes, 26 agosto, 2014

Ignoro si la expresión “filtráis el mosquito y os tragáis el camello” pertenece al refranero judío de los tiempos de Cristo o brota del agudísimo sentido del humor del Señor; pero, en todo caso, me parece divertidísima. Uno se imagina a un tal Ticio ante la leche del desayuno. Por algún motivo, en la taza se ha colado un camello (no me preguntéis cómo; tampoco sé en qué postura puede acomodarse semejante bicho dentro de un tazón, así que lo imaginaré como pueda, con jorobas y todo, nadando entre los cornflakes). El tal Ticio llama a gritos al camarero de la cafetería, y éste, al acercarse, se percata de que el animal que el beduino de la mesa de al lado había dejado atado al semáforo de la entrada se ha soltado de sus ligaduras y, ávido de cornflakes, se ha sumergido en la taza del pobre Ticio. Espera una potente regañina y una denuncia en el centro de salud, o en la protectora de animales.

Pero, ante su asombro, el Ticio señala con el dedo un punto entre dos copos de cereal, y le muestra al camarero un mosquito que, envidioso del camello, quería su ración de cornflakes. Vuelve el pobre camarero con unas pinzas, recoge suavemente el insecto, lo agita para que suelte la leche robada que llevara en el buche, y se marcha sin ocuparse del camello. El ticio levanta el tazón -animal incluido- y de un solo trago devora leche, cornflakes, camello y jorobas sin inmutarse. Luego se relame, se limpia el bigotillo con la servilleta, y se marcha con un eructillo mientras deja el precio sobre la mesa. Esta vez, a causa del mosquito -¡Qué vergüenza!- no habrá propina…

¿Quién es ese Ticio? Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 564 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: