REDMONDSi te caes siete veces, levántate ocho [Proverbio chino]
A veces, el deporte nos brinda magníficas oportunidades de descubrir la grandeza del ser humano.  Quizás conozcas la historia de Derek Redmond, aquel atleta británico, que a pesar de ser favorito a la medalla de oro en las olimpiadas de Barcelona 1992, sufrió un contratiempo que dejó, para quienes lo pudieron presenciar un recuerdo indeleble. Aquí tienes el vídeo en el que se describe muy bien lo que ocurrió:

Dios es así con nosotros. Cuando estamos luchando y sufriendo para llegar a la meta… Nuestro Padre viene en nuestra ayuda para juntos lograr alcanzar la meta…Por cierto ¿Cómo va tu carrera?

Terry Fox y el Maratón de la Esperanza

Viernes, 30 agosto, 2013

Terrance Stanley «Terry» Fox (28 de julio de 1958 – 28 de junio de 1981) fue un deportista y activista canadiense en pro de la investigación contra el cáncer. Durante la secundaria y la universidad fue jugador de baloncesto. Con apenas dieciocho años perdió la pierna derecha: le diagnosticaron un osteosarcoma (un tipo de cáncer de huesos) y hubo que amputársela. A pesar de ello no abandonó la práctica deportiva: siguió corriendo con una pierna ortopédica y continuó jugando al baloncesto, aunque en silla de ruedas —en esta disciplina ganó tres campeonatos nacionales—.

A finales de 1979 comenzó a preparar una carrera que denominó Maratón de la Esperanza con la que quería atravesar el territorio canadiense de extremo a extremo para recaudar dinero para la investigación contra el cáncer. En abril del año siguiente comenzó su carrera, sin levantar ninguna expectación, en San Juan de Terranova, en el extremo oriental del país, y a partir de ahí corrió diariamente la distancia equivalente a un maratón completo, unos cuarenta y dos kilómetros. Tenía previsto terminar su empresa en Victoria (Columbia Británica), en septiembre, lo que hubiera supuesto un recorrido de unos 8000 km. Leer el resto de esta entrada »

Alteridad sexual. La verdad intolerable

Miércoles, 28 agosto, 2013

alteridad sexualHoy presentamos este libro de María Calvo Charro. Se trata en este libro de algo que sabéis es parte de la temática habitual de este blog: la identidad familiar. La reseña del libro está tomada de Digital Reason.

Ignorando las evidencias científicas, actualmente, estamos viviendo una época, tal vez la única en toda la historia de la evolución humana, en la que ciertos sectores ideológicos y políticos tratan de convencer a la sociedad de la identidad de ambos sexos. Prefieren ignorar la creciente bibliografía que demuestra empíricamente la existencia de diferencias innatas y mantienen en su lugar que hombres y mujeres nacen como hojas en blanco, en las que las experiencias de la infancia marcan la aparición de las personalidades masculina o femenina. Leer el resto de esta entrada »

2cf78b81-3809-476f-a988-f14ed775e676Si, como vimos ayer, creer es algo razonable, entonces ¿esto quiere decir que la mente humana tiende a creer sin más en cualquier cosa, por inverosímil que sea? No. Lo que quiere decir que la mente humana tiende a creer justamente en lo más verosímil, y que cuando alguien nos anuncia algo que no parece lógico, la tendencia es a no creer, o bien a creer que eso no es verdad. Por ejemplo, si alguien nos dijera que afuera de nuestra casa hay una nave espacial con unos marcianos, seguramente nos negaríamos de plano a creer, mientras no hayamos visto eso.

Conviene advertir que el el que dice que no cree en la existencia de Dios, es porque a fin de cuentas cree que Dios no existe, aunque esto no lo pueda demostrar. El que dice que no cree en los políticos, es porque en definitiva cree que los políticos son falsos o mienten sistemáticamente por el sólo hecho de ser políticos. El que dice que no cree en espíritus o apariciones, es porque cree que las apariciones o los espíritus no son reales.

Pues bien, a la mente humana le es muy difícil salir de la creencia. Podríamos afirmar que la mente humana está “programada” para creer. De hecho, las creencias facilitan enormemente la vida, y permiten al ser humano arriesgarse inventando, porque cree que con el nuevo sistema inventado, las cosas van a funcionar mejor. En el ámbito humano, nos parece mucho más razonable y mucho más simpática una persona que confía en los demás, que una persona desconfiada y recelosa, que duda de todo y pone todo lo que le dicen en tela de juicio. Una persona que sistemáticamente se niega a creer lo que le dicen o lo que ve en las noticias, está más cercana a la paranoia que al sano equilibrio mental. Es más agradable alguien que me cree, que alguien que sistemáticamente se resiste a creerme cualquier cosa.

Pero en honor al equilibrio mental, también tendremos que decir que no es lógico creer en cualquier cosa, y mucho menos creer en cosas que lo más probable es que sean falsas, o que no tienen ninguna razón de ser. Es cuando entramos en el campo de la patología de la credulidad ingenua –por no decir estúpida– de quien cree en cualquier ridiculez irracional, aún cuando no haya ningún motivo para creer eso, sino más bien motivos para no creer.

En definitiva, creer es un acto racional, y una necesidad del modo de pensar humano. Pero creer en cualquier cosa, o creer en cosas inverosímiles o contradictorias, es entonces algo irracional, porque traspasa los límites de la lógica y de lo razonable. Para diferenciar una creencia razonable de una que no lo es, pongamos un ejemplo:

Si nos conseguimos en una isla desierta una computadora de última generación, podríamos tener dos opciones para buscar el origen de ese aparato electrónico: o que alguien inteligente la diseñó y la construyó y de alguna manera la dejó en ese lugar, o bien que se fue formando con el paso de millones de años por la combinación azarosa de los elementos de ese lugar. Es decir: podemos creer que alguien hizo esa computadora y la puso allí, o bien que ese aparato es producto del mero azar. ¿Cuál creencia será más razonable? El sentido común nos dice que lo más razonable es creer que alguien inteligente la diseñó y la construyó. Y el que cree que es producto de la casualidad, y que esa computadora estuvo formándose por ensayo y error, a través de la combinación al azar de varios elementos durante millones de años, le tendremos que decir que en honor del sentido común, su creencia no parece la más lógica. Tendremos por fuerza que recurrir a la creencia, porque ninguno de los que vio esa computadora allí depositada fue testigo de su origen, pero hay una creencia más lógica que otra.

Podríamos poner otro ejemplo similar, más cercano a la ciencia contemporánea:

¿Qué es más razonable, pensar que el universo, y la vida presente en él, se formó al azar por la combinación casual de los elementos a lo largo de millones de años, o bien que un ser inteligente lo diseñó y lo fue “construyendo” poco a poco siguiendo unos planes muy bien pensados? Parece que la última es la opción más racional, porque el azar y la casualidad no suelen dar lugar a sistemas ordenados, sino que suelen producir caos y más caos. Pero en cambio, es evidente que el universo es un cosmos, porque posee un orden singular, que reclama la existencia de un ordenador y un diseñador inteligente. Por tanto, es más lógico creer que el universo lo diseñó y lo creó un ser inteligente, que pensar que fue fruto de un azar caótico. Aunque nos movamos en el campo de la creencia, una creencia es más razonable que la otra.

Así pues, a la pregunta, ¿es razonable creer en cualquier cosa? Tenemos que responder que no. Es razonable creer en algo razonable, creer en algo que, aunque no entendamos, tiene más razones para ser creído que para no ser creído.

giertychw21No es mi estilo alarmar ni intimidar, pero este artículo -enviado por Victor- me ha dejado pensativo y pienso bien vale una entrada en el blog. Aquí va:

Estas fueron las palabras de F. Wojciech Giertych OP, el Teólogo de la Casa Pontificia, en una entrevista reciente con LifeSiteNews.com en la cual el prelado de alto rango relacionó una fascinante historia y proyecciones.

«Pienso claramente que la crisis económica que estamos observando en el mundo occidental es una consecuencia directa de 1968: del rechazo a Humanae Vitae (la encíclica que reiteraba la enseñanza católica contra la anticoncepción), del rechazo a la Doctrina de la Iglesia, y la aprobación de la revolución sexual…».

Además de señalar la realidad de las personas que trabajan menos y viven más, lo cual crea inestabilidad económica, el P. Giertych un posible conflicto violento intergeneracional: Leer el resto de esta entrada »

A María doy gracias

Jueves, 8 agosto, 2013

2830.990x740El abandono y la confianza en Dios es fuente de paz y de una alegría profunda, especial. Una alegría que tiene sus raíces en forma de Cruz. Te copio este testimonio en este sentido. Se trata de de Alice, de Costa Rica:
Tuve un cáncer de mama hace más de 20 años en donde gracias a Dios salí adelante después de varias operaciones y tratamientos. Desde ese momento empecé a darle gracias a Dios porque iba superando año a año estas molestias y sobretodo ver a nuestros hijos pequeños crecer, gracias por María de quien me agarré fuertemente ya que mi madre había muerto un año antes.
A mediados de julio me diagnosticaron el mismo cáncer, ya me operaron y ese agradecimiento está de nuevo en mis labios pero sobretodo en mi corazón. He estado sin dolor, la recuperación ha sido mejor de lo esperado y hemos ido adquiriendo la tranquilidad que solo Dios da. Un agradecimiento que ha tenido más valor porque no es sólo decirlo, es vivirlo con Jesús a la par mía llevando la cruz. Si Jesús llevó la Cruz con Amor, ese es el Amor, que me está dando a mí también porque la lleva conmigo. 
Durante este mes el proceso de espera ha sido esperando en el Señor. Es su Voluntad, mejor la acepto. Estoy aprendiendo a abandonarme en Sus Manos y con el agradecimiento este dolor se convierte en paz y tranquilidad por Su sola Presencia. La intercesión de María, su ternura me llevan a seguirme aferrando a Ella como lo he hecho desde niña.
(…) Sigue el tratamiento de quimioterapia, confío y espero en la Gracia de Dios este tiempo pase pronto y sea de nuevo para Su Mayor Gloria.  
Alice, Costa Rica

El Nidito

Miércoles, 7 agosto, 2013

Me he encontrado, por casualidad (?), este relato en la red. Me ayudó, y espero  pueda ayudarte a ti también:
“Dos semanas antes de irnos al hospital para la operación de mi hija, yo estaba muy nerviosa porque me acordaba de lo que nos había dicho el último médico: que era mejor torcida y caminando, que recta en una silla de ruedas. En el hospital también habían dicho que uno de los riesgos era ese. Yo pensaba, si no sería que estaba forzando la operación, y tal vez no debía de hacerlo. Pensaba en esto constantemente.
Almorzando un día en casa de mis padres, mi mamá nos enseñó un nidito que estaba a menos de un metro y a la altura de nuestra vista. Habían cortado las ramas que lo protegían, sin darse cuenta de que había un nido ahí. El nidito quedó totalmente desprotegido, pero estaba rodeado de unas espinas enormes de unas 3 a 4 pulgadas, muy puntiagudas.
Después del almuerzo me quedé sola en la cocina y me asomé a la ventana porque vi que se estaba nublando, y me puse a pensar en todo lo que le podía suceder a los huevitos del nido si llovía. Se iba a inundar, y los pajaritos iban a abandonarlo. Leer el resto de esta entrada »

Ser sencillos para entenderlo todo

Miércoles, 17 julio, 2013

«Te doy gracias, Padre, Señor de cielo y tierra, porque has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla. ¡Sí, Padre, así te ha parecido mejor!»

Aquí te dejo con esta impresionante relato sacado de la vida misma. Nos lo cuenta Fulgecio Espa:

Tenía la impresión de haber sido tremendamente aburrido. Juan Luis había empezado a colaborar desde hacía poco en las charlas a matrimonios jóvenes: se preparaba a conciencia y confiaba su eficacia al Espíritu Santo. Aquel día debía comentar el evangelio que leemos en la Misa de hoy. No le pareció nada fácil. Jesús se dirige al Padre diciendo que ha escondido las cosas más importantes a los sabios y entendidos, y se las ha revelado a las personas más sencillas. La plegaria de Cristo concluye con la aceptación de la voluntad de Dios: ¡Sí, Padre, porque así te ha parecido bien!

Juan Luis leyó el texto y luego habló de la necesidad de ser sencillos para comprender las cosas y, al mismo tiempo, de poner todo el esfuerzo en conocer la voluntad de Dios y ponerla en práctica. Los grandes de este mundo dan unas soluciones, pero realmente el progreso de las familias y de los pueblos está en la sencillez del diálogo con Dios y la obediencia a su divina voluntad. Así terminó la charla… con la sensación de haber colocado un tostón difícil de tragar. Leer el resto de esta entrada »

Hoy viernes, 5 de julio, el Papa Francisco ha firmado los decretos que reconocen un milagro obtenido por intercesión del beato Juan Pablo II y otro atribuido a la intercesión del venerable Álvaro del Portillo, primer sucesor de san Josemaría al frente del Opus Dei. La fecha de beatificación será fijada en un consistorio de cardenales previsto, según fuentes vaticanas, para septiembre próximo.

El milagro aprobado por la Santa Sede se refiere a la curación instantánea del niño chileno José Ignacio Ureta Wilson: a los pocos días de nacer, sufrió un paro cardiaco de más de media hora y una hemorragia masiva. Sus padres rezaron con gran fe a través de la intercesión de Mons. Álvaro del Portillo y, cuando los médicos pensaban que el bebé estaba muerto, sin ningún tratamiento adicional y de modo totalmente inesperado, el corazón del recién nacido comenzó a latir de nuevo, hasta alcanzar el ritmo de 130 pulsaciones por minuto. A pesar de la gravedad del cuadro clínico, diez años después, José Ignacio desarrolla su vida con normalidad. La curación milagrosa tuvo lugar en agosto de 2003.

Esta historia real expresa muy bien los beneficios que surgen de la gratitud. Dos pacientes del Centro Médico Rambam en Haifa, uno árabe y otro judío, en sus respectivas necesidades de trasplantes de riñón, recibieron el órgano que necesitaban de los familiares de las dos familias.  La esposa de Mohammad Eckert, Rasha, de 30 años de edad, donó su riñón a David Ben-Yair de 57 años de edad, mientras que el hijo de David, Shmuel, de 34 años, dio su riñón a Mohammed. El procedimiento se realizó en la Unidad de Trasplante Médico del hospital Rambam por el Dr. Rawi Ramadán, un médico árabe que es el director de la Unidad de Trasplante del Rambam. Dos hombres, que no se conocían entre sí antes de esto, están conectados entre sí a través de un vínculo de gratitud. Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 523 seguidores

%d personas les gusta esto: