El milagro de Mao

Miércoles, 20 noviembre, 2013

Cuando los sueños de un inocente son arrancados por la injusticia, sólo la fe y la caridad son capaces de cumplir la misión de devolverle la dignidad. El Milagro de Mao protagonizada por Monseñor Kike Figaredo, prefecto apostólico de Battambang (Camboya). Domund 2013

Artículos sobre las DROGAS

Martes, 19 noviembre, 2013

niño y globosEn la tertulia que solemos tener después de comer en la residencia salió el tema de las drogas, la legalización, la información, un tema tabú, etc. Me pareció interesante, así que aquí pongo algunos artículos que sobre este tema he podido seleccionar:

LA DROGA EN GENERAL

SOBRE LA MARIHUANA Leer el resto de esta entrada »

Algunos artículos sobre la Evolución

Sábado, 9 noviembre, 2013

A raíz de la entrada en el blog del artículo: Una nueva hipótesis simplifica la evolución humana, he pensado en hacer una selección organizada de algunos artículos de interés sobre este apasionante tema de la evolución. Aquí van algunos:

CIENCIA DE LA EVOLUCIÓN

Para tener una visión general sobre la ciencia de la evolución puede servir el artículo de Mariano Artigas Evolucionismo: el hecho y sus implicaciones, a propósito de un libro de Francisco Ayala. Se exponen las pruebas de la evolución; las explicaciones científicas actuales del hecho y lo que queda por descubrir; la diferencia y compatibilidad del evolucionismo con las doctrinas filosóficas y religiosas de la creación. Otros artículos de interés son: Leer el resto de esta entrada »

Cómo reducir el número de abortos

Jueves, 7 noviembre, 2013

feto_30_semanasEs muy común entre los abortistas la creencia de que la gratuidad de la contracepción disminuiría el numero de abortos. En el informe presentado por Richard Doerflinger, director asociado de la secretaría de actividades pro-vida de la Conferencia Episcopal de EE.UU., se demuestra con claridad que no es así. La noticia esta sacada de un articulo del Washington Post.

Richard Doerflinger comienza su informe recordando el tiempo en que Obama, recién llegado a la Casa Blanca, hablaba con tono conciliador sobre la necesidad de encontrar un terreno común entre los partidarios y los críticos del aborto. Pero las promesas de búsqueda de consenso saltaron por los aires cuando los pro-choice, en sintonía con la Casa Blanca, dejaron de hablar sobre el objetivo de “reducir el número de abortos” para centrarse en el de “reducir la necesidad del aborto”; o sea, reducir los embarazos no deseados a través de la contracepción y la píldora del día siguiente.

Doerflinger recuerda que el nivel de fracaso de la anticoncepción para prevenir abortos es alto. Cita un metaanálisis realizado por partidarios de la contracepción de urgencia en el que se ve que ninguno de los 23 estudios contemplados pudo mostrar una reducción del número de embarazos no deseados. A pesar de todo, los pro-choice siguen confiando en que la anticoncepción hará menos “necesario” el aborto. Pero si de verdad aspiran a que sea un fenómeno excepcional y reducido, no les queda más remedio que cambiar de estrategia: son los abortos, y no los embarazos, lo que se ha de reducir: este es el error conceptual que han de corregir los pro-choice. Leer el resto de esta entrada »

Historia de un nuevo Jonás

Miércoles, 16 octubre, 2013

sabrina-paluzziEl embarazo iba bien. Sabrina (en la foto de la izquierda) y Carlos se preparaban para acoger en el hogar al tercer hijo, después de que Dios les hubiera dado dos niñas, Priscila (5 años) y Viviana (2 años).        Priscila tenía una especial ilusión por conocer el sexo del nuevo hijo. ¿Será niño? ¿Será niña? Pensaba que ya con sus 5 años podía colaborar con sus padres a la hora de escoger qué nombre dar a su hermanito para el día del bautismo.        El 8 de mayo de 2003 Sabrina, Carlos y Priscila fueron al hospital para una ecografía que sería, así pensaban todos, de rutina. El embarazo había cumplido 21 semanas y siempre se esperan los resultados con algo de ansiedad y de aprensión.        La doctora estaba confundida, miraba y miraba. Algo no marchaba bien. ¿Qué ocurría? El cuerpo parecía normal, pero los riñones y la vejiga estaban muy hinchados. Además, no se veía líquido amniótico. Seguramente habría algún grave defecto urinario: era necesario hacer más análisis. Leer el resto de esta entrada »

Chiara Corbella, Enrico y Francisco

Miércoles, 2 octubre, 2013

Chiara CorbellaEnrico, su marido, cuando veía a Chiara que estaba por morir, se sentía, obviamente, muy afectado. Después pudo cobrar un poco de valor, y pocas horas antes (eran como las ocho de la mañana, y Chiara murió a mediodía) se lo preguntó:

«Chiara, mi vida, ¿de verdad es dulce esta Cruz, como dice el Señor?». Ella me miró, me sonrió y, con un hilo de voz, me dijo: «Sí, Enrico, es muy dulce».

Se trata de Enrico, el marido de Chiara Corbella, una chica romana de 28 años, que murió el 13 de junio de 2012 después de haberse negado a seguir los tratamientos contra un tumor que le descubrieron durante el quinto mes de embarazo. Su decisión hizo posible que Francesco naciera saludable. No era su primer embarazo: Maria y Davide habían muerto después del parto con graves malformaciones. Antes de morir, Chiara escribió una carta para su hijo Francesco: «Voy al cielo a cuidar a María y a Davide; tú, quédate con papá. Yo rezaré por vosotros desde allá».

Preguntado por los periodistas a propósito de qué dirá a Francesco cuando pregunte por su mamá, Enrico respondió:

«Seguramente le contaré lo hermoso que es dejar que te ame Dios, porque, si te sientes amado, puedes hacer todo. Esta, según mi opinión, es la esencia, el asunto más importante de la vida: dejarse amar para después amar y morir felices. Esto es lo que le contará. Y le diré que su mamá Chiara hizo lo mismo. Ella se dejó amar y, en cierto sentido, me parece que está amando un poco a todo el mundo. La siento más viva que antes. Y luego, el hecho de haberla visto morir feliz para mí fue como una derrota de la muerte. Ahora sé que hay algo hermoso que nos espera allá».

Chiara Corbella2

Jesús, hoy, en el cielo, volviéndose a Chiara, te dice a ti, que te afanas en tu intento de orar: ¿ves a esta mujer? ¿Ves a Chiara? ¿No querrás respetarla para siempre desde el día de hoy? ¿Acaso no deseas ser, al menos, un poquito como ella, amante hasta la entrega de la propia vida?

Benedecta Biachi PorroPrecisamente, hoy, festividad de la Exaltación de la Santa Cruz, me ha llegado este texto precioso y muy apropiado para el día. Se trata de una carta enviada por la Venerable Benedetta Bianchi Porro, poco antes de morir. En el verano de 1963, cuando ya estaba paralizada, sorda y ciega, dictó a su madre una carta conmovedora para un joven desesperado llamado Natalino. Dice así:

Querido Natalino: en «Época» ha sido consignada una carta tuya. A través de las manos, mamá me la ha leído. Estoy sorda y ciega, y por eso puedes suponer que la cosa ha sido bastante difícil.

También yo, como tú, tengo veintiséis años, y estoy enferma desde hace tiempo. Una enfermedad me ha atrofiado cuando iba a terminar mis largos años de estudio: acababa medicina en Milán. Tenía una sordera de hacía tiempo que los médicos mismos no creían al principio. Yo tiraba hacia adelante sin pensarlo y ensimismada en mis estudios que amaba sobre todo. Tenía diecisiete años cuando estaba ya inscrita a la universidad.

Después, cuando estaba por terminar mis estudios, el mal me atacó completamente: ¡era justo el último examen! Mis estudios de medicina me han servido solo para diagnosticarme a mí misma, porque todavía (hasta ahora) ninguno había comprendido de qué se trataba. Hasta hace tres meses podía ver; ahora es de noche. Pero en medio de mi calvario no estoy desesperada. Yo sé que al final del camino me espera Jesús.

Al principio en el sillón, ahora en la cama –que es mi lugar de vida– he encontrado una sabiduría más grande que la de los hombres. He descubierto que Dios existe y es amor, fidelidad, alegría, certeza, hasta el final de los siglos.

Dentro de poco no seré más que un nombre; pero mi espíritu vivirá aquí con los míos, con el que sufre; no habré sufrido en vano.

Y tú, Natalino, no te sientas solo. Nunca. Camina serenamente a lo largo del camino y recibirás luz, verdad: el camino sobre el cual existe la justicia, que no es la de los hombres, sino la justicia que solo Dios puede dar.

Mis días no son fáciles: son duros, pero dulces, porque Jesús está conmigo, con mi padecer, y me da la suavidad de su cuidado y luz en la oscuridad. Él me sonríe y acepta mi cooperación con Él.

Ciao, Natalino, la vida es breve, pasa rápidamente. Todo es una brevísima pasarela, peligrosa para que el que quiere disfrutar desenfrenadamente, pero segura para el que colabora con Él para llegar al Cielo.

Te abraza tu hermana en Cristo: Benedetta.

Si relees despacio la carta y la meditas en tu oración, seguro que el Señor te da ese consuelo que necesitas. Acude a tu Madre del Cielo y ella te obtendrá esa luz y fuerza para tu alma.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 563 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: