Amar de lejos es fácil

Viernes, 20 junio, 2014

80En la obra del escritor ruso Dostoyevski: “Los hermanos Karamazof”, el autor presenta una discusión entre el escéptico Iván y el bueno de Aliosha sobre temas religiosos. En un momento de la discusión Iván mantiene que es imposible el amor verdadero: al prójimo -piensa- no se le puede amar. Y cuando dice “prójimo”, se refiere al prójimo cercano, al que vemos y tocamos casi a diario, o sin casi. “Se puede amar de lejos -concluye-, pero de cerca, no”.

Para fundamentar sus convicciones recurre al ejemplo del hombre santo, que se entrega al prójimo, pero cuando surge lo desagradable -prosigue Iván- no tiene más remedio que hacer un esfuerzo ficticio, como imponiéndose a sí mismo un sacrificio: “¡Se puede amar al hombre invisible, repito; mas apenas aparece éste, desaparece el amor!”

La dificultad que se plantea el pobre Iván es común en aquellos que no distinguen el amor del sentimiento. No son lo mismo. Es precisamente en el sacrificio, en el vencimiento, donde se pone a prueba el auténtico amor; precisamente ahí es donde se distingue el amor del sentimentalismo.

El amor, al igual que la santidad, está tejido de luchas secretas, que sólo Dios y nosotros conocemos, y que tienen lugar en el interior del corazón. Amar es una maravillosa mezcla de sacrificios silenciosos, de gozos inefables, de momentos oscuros y de luces íntimas indescriptibles… Así es la vida de los santos y la de esos miles de hombres y mujeres que cada día se esfuerzan por mantener encendido el fuego de su amor. Se trata de un modo de vida que la percibe, no la gente, sino tu Padre, que está en lo escondido; y tu Padre, que ve en lo escondido, te recompensará.

Interesante libro. Javier Cabanyes y Miguel Ángel Monge (eds.), La salud mental y sus cuidados, EUNSA, Pamplona 2010, 475 pp.

3071737.__grande__No cabe duda de que entre las diversas enfermedades que la persona puede sufrir, aquellas  relacionadas con la dimensión psíquica son de las que generan mayor desconcierto no sólo a quien las padece sino también a quienes conviven con el enfermo. A pesar de que actualmente el estudio científico de estas patologías está muy desarrollado, difícilmente se encuentra literatura que trate de los padecimientos psíquicos de un modo accesible para un amplio público. La salud mental y sus cuidados, editado por Javier Cabanyes y Miguel Ángel Monge, de la Clínica de la Universidad de Navarra, es un libro “especialmente orientado como una reflexión sobre los cuidados de salud que deben recibir las personas con enfermedad mental, intentando mejorar la comprensión de la misma a través de su conocimiento” (Jerónimo Sáiz Ruiz y Manuel Martín Carrasco, Sociedad Española de Psiquiatría, p. 17).

Leer el resto de esta entrada »

image001El IRSS mide 14 variables de calidad de vida agrupadas en cinco campos: Equidad generacional; Desigualdad; Deuda filial diacrónica; Conciencia cívica; y Pluralidad. El IRSS es una forma alternativa al IDH de las Naciones Unidas, que sólo utiliza 3 variables, para medir el desarrollo humano que aquí se denomina salud social.

En relación con otros indicadores en el IRSS adquieren relevancia las constantes medioambientales y familiares y en general más la situación de la sociedad que la acción de los gobiernos.

A continuación se listan los 151 países (se ha excluido Afganistán) con la puntuación alcanzada de mayor a menor. En el IRSS la máxima puntuación posible es 650 y la mínima -350. La cifra correspondiente a  las distintas variables y el cómputo final ha sido elaborado por los alumnos de la asignatura Estructura Social y Sociología General de la doble titulación de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Valencia durante los cursos 2012-2014. Leer el resto de esta entrada »


Libro electrónico sobre la educación de los hijos

Ahora que se celebra un Consistorio extraordinario sobre la familia convocado por Papa Francisco, puede venir muy bien ver algunos de los artículos que se reúnen en este buen libro.

Para leerlo en formatos epub, y otros artículos aquí:

A favor de la vida lenta

Sábado, 22 febrero, 2014

Colorful Ocean via pinterest“¿Qué es, pues, el tiempo? Si nadie me lo pregunta, lo sé; si quiero explicarlo al que me lo pregunta, no lo sé.”  (San Agustín)

Aqu’i os dejo con este articulo de un nuevo colaborador del blog: Gabriel Capriles

En un mundo donde todo va de prisa, donde la información se multiplica por segundo, donde las colas nos quitan parte de la vida y la tentación de perder nuestro tiempo acudiendo al “encantador” mundo paralelo resulta cada vez mayor, para nosotros, los jóvenes, todo se nos puede presentar efímero, infructuoso. Nos sentimos agobiados. Llegamos a casa luego de la Universidad y no queremos más que dormir. Sentimos que el tiempo se nos escapa entre las manos y con éste, todo lo que nuestra juventud tiene por conocer y ofrecer. Leer el resto de esta entrada »

Olivia y la Misa

Martes, 21 enero, 2014

OliviaCuenta Elia Vargas, en su librito, “Urbanidad en la piedad”, la siguiente historia real:

“Hace unos años, unas monjas españolas se trasladaron a Mozambique para fundar en un pueblo de ese país africano. A los pocos días de su llegada, en un camino vieron a lo lejos algo que se movía como una serpiente. Se acercaron y comprobaron que era una chica sin piernas gateaba cuatro kilómetros todos los domingos para ir a Misa.

Olivia Bautismo

Impresionadas, las religiosas consiguieron que un benefactor de su congregación regalara a la joven una silla de ruedas. Olivia (así se llamaba), de 25 años de edad, la estrenó el día de su bautizo. Tiempo más tarde, contó a las monjas que antes de disponer de la silla, la arena del camino le quemaba las palmas de las manos en la época más calurosa del año. Aún así, acudía gateando a la Eucaristía, dando –sin pretenderlo- un heroico testimonio de superación y de fe.

Al leer esta historia de Olivia me avergoncé un poco. Si esta muchacha hacía este esfuerzo para ir a Misa cuando todavía no era cristiana, cómo es posible que nosotros –que sí estamos bautizados, solemos tener piernas y disponemos de una iglesia bastante o muy cercana- nos inventamos a veces tantas pegas para asistir a la Eucaristía. Por más que hago esta pregunta, sólo hallo una respuesta: porque no conocemos a fondo qué es la Misa.”

16. En mi alcoba y con primor

Viernes, 27 diciembre, 2013

2618.600x450Escuchaba esta mañana este villancico, y enseguida me acordé de este artículo de Pablo Prieto en su libro: Dios y las artes del hogar. Que lo disfrutéis:

Hazle la cama a este Niño / en mi alcoba y con primor. / No me la haga usted señora / que mi cama es un rincón (Villancico popular).— El rincón de Cristo, estrecho y áspero, es este mundo nuestro donde el Hijo del Hombre no tiene dónde reclinar la cabeza (Mt 8, 20).

A cambio nosotros le ofrecemos una cama, es decir, el hogar entero en cuanto sitio del reposo y la seguridad. La Cabeza de Cristo tiene aquí donde reclinarse, en la medida que cuidamos de sus miembros, nuestros hermanos.

* * * * * * * * Leer el resto de esta entrada »

2947.990x740Lo que se oye: “Lo más importante es el amor. Una pareja homosexual puede darle amor a un niño, a veces incluso más que una pareja heterosexual”.

Lo que a menudo se olvida decir: El amor no basta; aunque la capacidad de amar de los homosexuales, evidentemente, no está en tela de juicio. Amar a un niño es una cosa, pero amar a un niño bajo un amor estructurante es otra. No hay duda de que las personas homosexuales tienen las mismas capacidades para amar a un niño y demostrárselo que las personas heterosexuales; pero el rol de los padres no consiste únicamente en el amor que se les da a sus hijos. Reducir el lazo parental a facetas afectivas y educativas es ignorar que el Lazo de filiación es un vector psíquico en el que se basa el sentimiento de identidad del niño. Leer el resto de esta entrada »

15. Una habitación amueblada

Lunes, 9 diciembre, 2013

Continuamos, una semana más, con el libro de Pablo Prieto: “Dios y las artes del hogar”. Aquí os dejo con el capítulo 15, dedicado al hogar como lugar y como escenario:

 Y os mostrará una habitación en el piso de arriba, grande y amueblada. (Preparando la Última Cena, Mc 14, 15).— Con el adjetivo “amueblada” Cristo alude a tantos detalles que confieren al mobiliario doméstico una personalidad singular: el adorno, la limpieza, el orden, la reparación, la huella del uso, sus connotaciones familiares, su valor simbólico. No se refiere, en efecto, a muebles mudos, como los del escaparate de una tienda, sino en conversación, pues se encuentran integrados en la estructura viva de un hogar.

La Última Cena tuvo lugar en este escenario, configurado según la sensibilidad y la historia de aquella familia concreta. ¿Qué familia? Lo ignoramos, pero no importa: nuestra casa también será aquella habitación amueblada si la vivimos con fe y primor. Leer el resto de esta entrada »

matrimonio mayorLo que se oye:

“Las personas homosexuales se encuentran sin derechos y en gran precariedad luego de un fallecimiento o de una separación. El matrimonio homosexual permitiría remediar esto”.

Lo que a menudo se olvida decir:

“Los fallecimientos y las separaciones son momentos de pena y sufrimiento. Pueden ser también el principio de situaciones sociales muy difíciles, por ejemplo, en materia de vivienda. Esto se aplica a todas las parejas, sean heterosexuales u homosexuales, sean casadas, con el PACS (se trata de un pacto de convivencia instituido en Francia en 1999, es un contrato constituido ante los tribunales entre dos personas  mayores, homosexuales o heterosexuales, para organizar su vida en pareja aceptando obligaciones jurídicas, fiscales y de herencia), o que vivan en unión libre.

Efectivamente, cuando se aborda el matrimonio bajo el ángulo concreto de la vivienda, del estilo de vida, de las deudas, del régimen fiscal, de la herencia, etc., se ve rápidamente que el matrimonio no puede ser reducido a un compromiso afectivo y a una lejana promesa de ayuda mutua. En efecto, esta promesa, algún día, se puede transformar en un asunto legal. Para mí es muy importante la protección del cónyuge, sea cual sea su sexo o el de la persona que lo ha abandonado después de un período de vida común.”

Con respecto a la protección del cónyuge, quiero empezar con algo evidente: ni el matrimonio, ni el PACS, son generadores de derechos y de obligaciones contraídas. En otras palabras, la autorización del matrimonio homosexual en Francia no garantizaría, de forma automática, la protección de todos los cónyuges en las parejas homosexuales. Y lo mismo ocurre para las parejas heterosexuales que tienen la opción de elegir la unión libre.

Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 544 seguidores

%d personas les gusta esto: