Familia_FlickrAitorLopezDeAudikana_CC-BY-NC-SA-2.0

Cuanto ha ocurrido en el Sínodo extraordinario de la familia es de una importancia capital, y no sólo para los católicos. Es cierto que en esta primera etapa del Sínodo, no se ha tenido como objetivo llegar a conclusiones definitivas, sino solo indicar propuestas que realicen una agenda de trabajo para el Sínodo del 2015. Pero el resultado final ha sido un documento abierto, breve, esencial, conciso y esperanzador.

En el Mensaje final del Sínodo destacan dos elementos estructurales. Primero  el modo, el cómo se ha querido expresar, es decir el “género literario” del Mensaje que evoca al Nuevo Testamento. Y en segundo lugar las dos orientaciones claves del Mensaje: por un lado “la consolación”, y por el otro “la exhortación”. Efectivamente, el texto, de hecho, da oxígeno, esperanza a las dificultades que atraviesan las familias contemporáneas, y al mismo tiempo muestra el esplendor, la belleza, la riqueza de la familia.

La idea de fondo del Mensaje discurre bajo la imagen de “la luz y la oscuridad”, siguiendo el camino de Cristo que, en la Apocalipsis, recorre las calles llamando a las puertas de sus habitantes. Se trata del juego de la libertad y de la gracia… Del mismo modo que el Señor atraviesa estas puertas, también el Mensaje de los padres quiere entrar en las “habitaciones” de cada familia, encontrando “tinieblas” -problemas de pareja, crisis, cansancio-… Pero también encontrando “luces”, y por tanto los grandes valores, como el encuentro, el enamorarse, el noviazgo, el matrimonio, la fecundidad, la cuestión de la fe, la oración, la caridad hacia el mundo exterior…. En fin, un verdadero impulso de amor que ayude a la familia a ser fecunda y duradera. 

Buen trabajo!

Más abajo tenéis el mensaje final de los obispos en el Sínodo de la familia 2014. Aquí os pongo ahora este vídeo previo a la beatificación de mañana de Pablo VI

 

Synod14 – Mensaje de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, 18.10.2014

Leer el resto de esta entrada »

4407444_largeDios, cuya plenitud sobreabundante es fecundidad por encima de toda medida, creó a Adán a su imagen, a la imagen del Hijo único que por sí solo agota la fecundidad divina y eterna… Pues bien, para realizar este misterio, el hombre -a imagen de Dios-, al transmitir la vida comunica al curso del tiempo su propia imagen, sobreviviendo así -la imagen del Hijo- en las generaciones.

En el fondo de las edades resuena sin cesar el llamamiento de Dios: «¡Creced y multiplicaos!», y la criatura va llenando la tierra. Leer el resto de esta entrada »

Jesús y el matrimonio

Jueves, 9 octubre, 2014

Familia_FlickrAitorLopezDeAudikana_CC-BY-NC-SA-2.0Jesús, refiriéndose explícitamente, por encima de la ley de Moisés, al designio creador del Génesis, afirma el carácter absoluto del matrimonio y su indisolubilidad Mt 19,1-9: Dios mismo une al hombre y a la mujer, dando a su libre elección una consagración que los supera. Son «una sola carne» ante él; así el repudio, tolerado «a causa de la dureza de los corazones», debe excluirse en el reino de Dios, donde el mundo vuelve a su perfección original. Leer el resto de esta entrada »

Interesante vídeo en el que varios expertos ofrecen cinco claves sobre el matrimonio #Synod14

eea2edcec2981fdb986403d1b01d4a39Hoy es san Francisco de Asís -y también mi aniversario de bautismo-. Es un buen día para meditar sobre la pobreza y el desprendimiento. Aquí os dejo con estas “señales” del justo medio que como todas las virtudes la pobreza también tiene. San Josemaría proporciona unos criterios eficaces -“señales” decía- para reconocer esta virtud. A ver que os parecen:

Aquí tenéis algunas señales de la verdadera pobreza: no tener cosa alguna como propia; no tener nada superfluo; no quejarse cuando falta lo necesario; cuando se trata de elegir algo para uso personal, elegir lo más pobre, lo menos simpático.

Veamos estas orientaciones prácticas con más detalle: Leer el resto de esta entrada »

3763__411e14ac1ac65Me ha parecido muy interesante este texto autobiográfico de Scott y Kimberly Hahn sobre la influencia que sobre ellos representó la lectura del libro “El control de la natalidad y la alianza matrimonial” de John Kippley, en la comprensión de la contradicción que representa para la alianza matrimonial la anticoncepción,  Al hablar del tema con Scott, Kimberly le pidió que lo leyera. Éstas son las palabras textuales del marido:

“Lo vi y pensé [dijo Scott]: ‘¿Editorial Litúrgica? ¡Este tipo es un católico! ¡Un papista! ¿Qué hace plagiando la noción protestante de la alianza?’ Sentí aún más curiosidad por saber lo que decía. Me senté a leer el libro, y al cabo de un rato, empecé a pensar: ‘Aquí hay algo que anda mal. No puede ser… ¡este hombre dice cosas muy sensatas!’ El autor demostraba cómo el matrimonio no es un mero contrato en el que se intercambian bienes y servicios; decía que es una alianza que lleva consigo una interrelación de personas. La tesis principal de Kippley era que toda alianza tiene un acto por el cual se lleva a cabo y se renueva; y que el acto sexual de los cónyuges es un acto de alianza. Cuando la alianza matrimonial se renueva, Dios la utiliza para dar vida. Renovar la alianza matrimonial y usar anticonceptivos para evitar una potencial nueva vida equivalía a algo semejante a recibir la Eucaristía para luego escupirla en el suelo.

Kippley continuaba diciendo que el acto conyugal demuestra de modo único el poder dador de vida del amor en la alianza matrimonial. Todas las otras alianzas muestran y transmiten el amor de Dios, pero sólo en la alianza conyugal el amor es tan poderoso que comunica la vida. Cuando Dios hizo al ser humano, varón y mujer, el primer mandamiento que les dio fue el de ser fecundos y multiplicarse. Eran así una imagen de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres en uno, la familia divina. De modo que cuando ‘los dos se hacen uno’ en la alianza matrimonial, el ‘uno’ se hace tan real que ¡nueve meses después hay que ponerle un nombre! El hijo encarna la unidad de su alianza. Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 563 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: