Me escribe Antonio Gonzalez y entre otras cosas me dice: “¿Sabes que miles de jóvenes buscan en Google información para hacerse monjas o sacerdotes? Aquí tienes una entrevista que me hicieron en TV, donde lo explico (son 5 minutos). Para más detalles sobre cómo llegaron 250 monjas por internet en 2010:

Leer el resto de esta entrada »

Y aquí va este vídeo muy bonito sobre el sacerdote que me envía el Padre Miguel Angel. La verdad es que me ha emocionado un poco por su sencillez:

Hoy, 4 de agosto, es san Juan María Vianney, más conocido como el santo cura de Ars. De hecho hemos terminado en junio el Año sacerdotal en honor al 150 aniversario de su muerte. Y aunque este post está dedicado al próximo domingo XIX, vamos a pedir hoy también por los sacerdotes,  para que no le clavemos de nuevo en la Cruz, para que clavándonos nosotros, El no reciba esas heridas. Vamos a ayudarnos también con la oración. Hace poco leí de un santo que veía al mundo como una boca sedienta de santidad, de gracia de Dios. El Señor se sirve de los sacerdotes para llevar a muchos a la fuente de las aguas. Por eso tu y yo lucharemos por ser un poco mejores estos días.

Mi confianza son tus promesas Señor; y tu has dicho: no os dejaré huérfanos (Jn 14,18), no os dejaré solos. Y el próximo domingo repetirá la escritura:

“No temas, pequeño rebaño, porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino”… “Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas. Vosotros estad como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame.”

La lámpara encendida indica a quien se prepara para pasar la noche velando en espera de alguien. El padre Cantalamessa recoge en un Himno de la perla que se remonta a la literatura de Oriente Medio del siglo I o II d.C. y que se nos ha transmitido por el apócrifo Hechos de Tomás, la historia de un joven príncipe enviado por su padre de Oriente (Mesopotamia) a Egipto para recuperar una determinada perla que ha caído en manos de un cruel dragón que la custodia en su cueva. Llegado al lugar, el joven se deja descaminar; se sacia de un alimento se le habían preparado con engaño los habitantes del sitio y que le hace caer en un profundo e inacabable sueño. El padre, alarmado por el prolongamiento de la espera y por el silencio, envía, como mensajera, un águila que lleva una carta escrita de su puño y letra. Cuando el águila sobrevuela al joven, la carta del padre se transforma en un grito que dice: «¡Despiértate, acuérdate de quién eres, recuerda qué has ido a hacer a Egipto y adónde debes regresar!». El príncipe se despierta, recupera el conocimiento, lucha y vence al dragón y, con la perla reconquistada, vuelve al reino donde se ha preparado para él un gran banquete.

Y explica el significado religioso de la parábola. El joven príncipe es el hombre enviado de Oriente a Egipto, esto es, por Dios al mundo; la perla preciosa es su alma inmortal prisionera del pecado y de satanás. Él se deja engañar por los placeres del mundo y se hunde en un tipo de letargo, o sea, en el olvido de sí, de Dios, de su destino eterno, de todo. Le despierta, en este caos, no el beso de un príncipe o de una princesa, sino el grito de un mensajero celestial. Para los cristianos este mensajero enviado por el Padre es Cristo, que grita al hombre, como hace en el Evangelio de hoy, que se despierte, que esté alerta, que recuerde para qué está en el mundo. El grito del Himno de la perla se encuentra casi tal cual en la carta a los Efesios: «Despiértate tú que duermes, y levántate de entre los muertos, y te iluminará Cristo» (Ef 5, 14).

La exhortación: «¡Estad preparados!» recuerda más bien esa actitud de estar alerta, listos, preparados… Significa «estar en orden». Para el propietario de un restaurante o para un comerciante estar preparado no quiere decir vivir y trabajar en permanente estado de ansiedad, como si de un momento a otro pudiera haber una inspección. Significa no tener necesidad de preocuparse del tema porque normalmente se tienen los registros en regla y no se practican por principio fraudes alimentarios. Lo mismo en el plano espiritual. Estar preparados significa vivir de manera que no hay que preocuparse por la muerte. Se cuenta que a la pregunta: «¿Qué harías si supieras que dentro de poco vas a morir?», dirigida a quemarropa a San Luis Gonzaga mientras jugaba con sus compañeros, el santo respondió: «¡Seguiría jugando!». La receta para disfrutar de la misma tranquilidad es vivir en gracia de Dios, sin pendencias graves con Dios o con los hermanos.

¿Quieres ser santo? haz lo que debes y está en lo que haces… Repetía san Josemaría con gran sentido común. Vamos tu y yo a pedirle hoy a santa María: ¡Madre: ayúdanos a vivir como tu Hijo quiere!

¿Qué es la Transubstanciación?

Viernes, 11 junio, 2010

milagro de Lanciano

Me envía esto el P. Miguel Ángel de la Madre de Dios ocd. Es un carmelita que conocí en Salamanca en su época de estudiante. Y en la clausura del Año Sacerdotal, quiero compartir con vosotros esta meditación sobre el dogma de la transubstanciación y la grandeza del ministerio sacerdotal. Aunque es un poco denso, y el tema se escapa un poco a lo habitual del blog, sea este nuestro punto final al Año Sacerdotal que tantos frutos traerá a la Iglesia y al mundo.

¿Qué es la Transubstanciación? Leer el resto de esta entrada »

A lo largo de todo este año sacerdotal hemos dedicado algunos viernes a este tema. Y hoy viernes 11 de junio, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, me ha parecido que como hoy se estrena en Palencia la “última cima” en Cines Avenida, podía hablar un poco de ella.


“La última cima” es una película que contrariamente a lo que estamos acostumbrados en nuestros días habla bien de un sacerdote, por eso tiene complicada su distribución en las salas de cine. Entrando en el siguiente enlace podéis ver donde se estrena en vuestra ciudad, creo sinceramente que vale la pena. http://www.laultimacima.com/#cines

SINOPSIS:

Esta película es la historia de Pablo,un sacerdote joven que deseaba la montaña. Entregó su vida a Dios… y Dios aceptó la ofrenda. Pablo era conocido y querido por un número incalculable de personas, que han dejado constancia de ello después de su muerte. “La última cima” muestra la huella profunda que puede dejar un buen sacerdote en las personas con las que se cruza. Y provoca en el espectador una pregunta comprometedora: ¿También yo podría vivir así?

Te copio esto de Aceprensa: Leer el resto de esta entrada »

La última cima

Domingo, 30 mayo, 2010

Un vídeo más sobre el año sacerdotal.

A continuación otros dos vídeos muy breves (de un minuto) sobre Pablo: Leer el resto de esta entrada »

Benedicto VI, continuó ayer en la audiencia general del miércoles 5 de mayo, la catequesis que está dedicando a los sacerdotes en estos últimos meses del año sacerdotal. Si en la pasada audiencia pidió a los fieles que recen para que los sacerdotes “continúen entregándose con alegría y fidelidad” a la misión “que se les ha confiado”, hoy ha hablado de “la gracia del sacramento del sacerdocio.” Al final de la audiencia realizó un nuevo llamamiento para que se impulse un desarme progresivo que lleve a la eliminación de las armas nucleares en todo el mundo:

«El proceso hacia un desarme nuclear concertado y seguro se enlaza estrechamente con el cumplimiento pleno y solícito de los compromisos internacionales relativos. La paz, en efecto, reposa sobre la confianza y sobre le respeto de las obligaciones asumidas. Y no solamente sobre el equilibrio de las fuerzas. Con tal espíritu, aliento las iniciativas que persiguen un desarme progresivo y la creación de zonas libres de armas nucleares, en perspectiva de su completa eliminación en todo el planeta. Exhorto asimismo a todos los participantes en la reunión de Nueva York a superar los condicionamientos de la historia y a tejer pacientemente el entramado político y económico de la paz, para ayudar el desarrollo humano integral y las auténticas aspiraciones de los Pueblos».


Cfr. Texto completo de la audiencia: Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 568 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: