91Quizás pueda ayudarnos a responder a esta pregunta de la ética cotidiana, el siguiente relato que Kimberly Hhan relata en el libro Roma dulce hogar, nuestro camino al catolicismo. El texto es un poco largo, pero al tratarse de un relato me pareció interesante dejarlo así

Kimberly:

  En nuestro primer año en el seminario, Scott comenzó su programa estudiando cuestiones teológicas fundamentales con profesores que llevaban enseñando teología entre diez y cuarenta años. Mientras tanto, yo era secretaria de un programa creado para proporcionar bolsas de estudios en Harvard, y trabajaba con personas de cualquier religión menos la cristiana, muchas de las cuales nunca habían oído el Evangelio ni leído la Biblia. Me ponían a prueba diariamente, cuestionándome hasta que Dios existiera. El contraste era muy fuerte.

  Después de un año en esas condiciones, Scott y yo decidimos ocupar los dos un mismo carril y crecer juntos. De modo que, con el apoyo de Scott y la ayuda de mi familia, comencé los estudios del Master mientras Scott cursaba segundo año. Estudiar teología juntos fue una experiencia enriquecedora y muy fecunda.

  Uno de los primeros temas que afronté en un curso de ética cristiana fue el de la anticoncepción. No había considerado que fuera un tema digno de estudio hasta que empecé a implicarme en el movimiento pro-vida. Como protestante, no conocía a nadie que no practicara el control de la natalidad. Había sido orientada e inducida a practicarlo como parte de un comportamiento cristiano razonable y responsable. En los cursos de orientación prematrimonial no nos preguntaban si íbamos a utilizarlo o no, sino qué método pensábamos emplear.

  El primer grupo al que le tocó estudiar la contracepción se reunió brevemente el primer día en el fondo del aula. Un auto-nombrado líder nos dijo:

  –No tenemos que considerar la posición católica, porque sólo hay dos razones por las que los católicos se oponen a la anticoncepción: la primera es que el Papa no está casado, así que no tiene que vivir con las consecuencias. Y la segunda es que quieren llenar el mundo de católicos.

  –¿Son ésas las dos razones que da la Iglesia católica? –interrumpí–. No lo creo.

  –Entonces, ¿por qué no lo estudias?

  –Lo haré.

  Y lo hice. Leer el resto de esta entrada »

10000994_4165176585643_348970557_o Aquí os dejo con esta preciosa selección de textos sobre la oración, realizada por nuestro colaborador Carlixto:

“Ora et labora” S. Benito (480 – 547)
La oración, sepámoslo o no, es el encuentro de la sed de Dios y de sed del hombre. Dios tiene sed de que el hombre tenga sed de Èl – San Agustin
La humildad es la base de la oracion-2559
Para mì, la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito de reconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como desde dentro de la alegría” Santa Teresa del Nino Jesús Leer el resto de esta entrada »

Amar no es un sentimiento

Martes, 12 agosto, 2014

7988d38cf5ea853b925c987c2775f027Un hombre fue a visitar a un psicólogo y le dijo que ya no quería a su esposa y que pensaba separarse. El psicólogo lo escuchó, lo miró a los ojos y solamente le dijo una palabra: ámela. Luego se calló.
-Pero es que ya no siento nada por ella.
-¡Ámela!, volvió a decir.
Y ante el desconcierto del señor, después de un oportuno silencio, dijo lo siguiente:
-Amar es una decisión, no un sentimiento; amar es dedicación y entrega. Amar es un verbo y el fruto de esa acción es el amor. El amor es un ejercicio de jardinería: arranque lo que hace daño, prepare el terreno, siembre, sea paciente, riegue y cuide. Esté preparado porque habrá plagas, sequías o excesos de lluvia, mas no por eso abandone su jardín. Ame a su pareja, es decir, acéptela, valórela, respétela, dele afecto y ternura, admírela y compréndala. Eso es todo, ámela.

San Josemaría escribió en el último punto de Camino, 999: “¿Que cuál es el secreto de la perseverancia? -El Amor. Enamórate y no “le” dejaras.”

Estaba convencido de que «Si no le dejamos, El no nos dejará»… «Este es el secreto para divinizar una vida, para convertirla en fecunda y valiosa y gloriosa: llenarla de amor, purificar todas las intenciones, encaminándolas a la gloria y satisfacción de Dios. ¿Qué importa que las acciones sean vulgares, y aun que las acompañe el fracaso, si es el Amor quien las ha inspirado?».

Manuel Lozano nació en Chascomús, provincia de Buenos Aires,tiene 26 años y su vida y su trabajo consisten en ayudar a los que más lo necesitan. Se recibió de abogado en la Universidad Católica de Salta con el mejor promedio de su promoción y luego realizó estudios de Posgrado con especialización en gestión de organizaciones sin fines de lucro en la Universidad de San Andrés. Leer el resto de esta entrada »

Valensole plain clouds1) El tiempo que dedico a estas entradas del blog forma parte del que dedico a la predicación. Siempre intento que mis palabras sean asequibles; el ideal es que pudieran comprenderlas un niño. Porque en definitiva lo que no puede comprender un niño no es necesario para la salvación: Has escondido estas cosas a los sabios y entendidos y se las has revelado a la gente sencilla… Por eso, pido al Espíritu Santo luz para resumir, para desbaratar nudos, para no decir con mil palabras lo que se puede decir con diez palabras sencillas. Leer el resto de esta entrada »

topicEl santo promotor de la santidad en lo cotidiano y fundador del Opus Dei. El 17 de mayo de 1992, Juan Pablo II beatifica a Josemaría Escrivá de Balaguer en la plaza de San Pedro, en Roma, ante 300.000 personas. «Con sobrenatural intuición», dijo el Papa en su homilía, «el beato Josemaría predicó incansablemente la llamada universal a la santidad y al apostolado». Diez años más tarde, el 6 de octubre de 2002, Juan Pablo II canoniza al fundador del Opus Dei en la plaza de San Pedro ante una multitud de más de 80 países. El Santo Padre, en su discurso a los participantes en la canonización, dijo que “san Josemaría fue elegido por el Señor para anunciar la llamada universal a la santidad y para indicar que la vida de todos los días, las actividades comunes, son camino de santificación. Se podría decir que fue el santo de lo ordinario”.
 

Ahí está el poder

Miércoles, 25 junio, 2014

zebras-in-sunset-beautiful-landscape-photography-wallpaperSucedió en Helmbridge Club, Lagos, Nigeria. Había un niño musulmán, Babátunde, de la tribu Yorubá, que venía a menudo por el centro. Como es costumbre en estos casos, se le pidió que trajera a sus padres para formalizar la admisión. Nos dijo que no vivía con sus padres…
   -¿Y con quién vives?
     -Con mi abuela.
     -Pues dile que venga.
     -Es que no es cristiana y no sabe hablar inglés; sólo entiende el Yorubá y el Pidgin English.
     -Sí, debe ser musulmana como tú…
     -No -dijo Btunde-: es animista. Es una Profetess (profetisa y jefa de sacerdotisas; hacen sacrificios a Oshún y a Ogún; también sacrificios pacificadores de Satán).
     -Bueno, no importa, dile que venga…

Al día siguiente llegó vestida de Profetisa, con una túnica de color púrpura, collares de conchas; un aspecto siniestro y un aire nervioso, escudriñándolo todo. Cuando le empezamos a enseñar el Centro, ella iba buscando algo, miraba, rehuía: las clases, el laboratorio, la sala de conferencias… Al final le mostramos el oratorio. Ella, aunque nunca había visitado una capilla católica aparecía visiblemente ansiosa y excitada: sin mediar palabra y como quien encuentra lo que estaba buscando señaló el tabernáculo diciendo segura y lentamente: ahí está el poder.

Tenía fe en la Eucaristía, aún sin conocerla: porque la presencia de Cristo es real.

Acerca de otras anécdotas sobre la eucaristía: Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 558 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: