mar espejoA la pregunta qué puede significar para nosotros hoy la Inmaculada concepción, nos responde Benedicto XVI, en un homenaje que realizó a la Inmaculada en 2008:

Hace casi tres meses, tuve la alegría de ir en peregrinación a Lourdes, con ocasión del 150° aniversario de la histórica aparición de la Virgen María a santa Bernardita. Las celebraciones de este singular aniversario se concluyen precisamente hoy, solemnidad de la Inmaculada Concepción, porque la “hermosa Señora” —como la llamaba Bernardita—, mostrándose a ella por última vez en la gruta de Massabielle, reveló su nombre diciendo:  “Yo soy la Inmaculada Concepción”. Lo dijo en el idioma local, y la pequeña vidente refirió a su párroco esa expresión, para ella desconocida e incomprensible. Leer el resto de esta entrada »

La Asunción de María

Jueves, 15 agosto, 2013

5c608a5384Hoy celebramos la asunción de María o, como decía el Papa emérito Benedicto XVI, festejamos que tenemos una madre en el cielo.

«María fue elevada al cielo en cuerpo y alma: en Dios también hay lugar para el cuerpo. El cielo ya no es para nosotros una esfera muy lejana y desconocida. En el cielo tenemos una madre. Y la Madre de Dios, la Madre del Hijo de Dios, es nuestra madre. Él mismo lo dijo. La hizo madre nuestra cuando dijo al discípulo y a todos nosotros: He aquí a tu madre. En el cielo tenemos una madre. El cielo está abierto; el cielo tiene un corazón. (…)

«María fue elevada en cuerpo y alma a la gloria del cielo, y con Dios es reina del cielo y de la tierra. ¿Acaso así está alejada de nosotros? Al contrario. Precisamente al estar con Dios y en Dios, está muy cerca de cada uno de nosotros. Cuando estaba en la tierra, sólo podía estar cerca de algunas personas. Al estar en Dios, que está cerca de nosotros, más aún, que está “dentro” de todos nosotros, María participa de esta cercanía de Dios. Al estar en Dios y con Dios, María está cerca de cada uno de nosotros, conoce nuestro corazón, puede escuchar nuestras oraciones, puede ayudarnos con su bondad materna. Nos ha sido dada como “madre” -así lo dijo el Señor-, a la que podemos dirigirnos en cada momento. Ella nos escucha siempre, siempre está cerca de nosotros; y, siendo Madre del Hijo, participa del poder del Hijo, de su bondad. Podemos poner siempre toda nuestra vida en manos de esta Madre, que siempre está cerca de cada uno de nosotros». (Homilía del Papa Benedicto XVI en el año 2005 para la Solemnidad de la Asunción.).

¿A qué esperas para tener más confianza con ella, para contar con ella en tu vida, especialmente en las cosas más importantes?

Ha podido pasar inadvertida la noticia estos días, pero no dejar de ser importante por la trascendencia que puede tener. Se trata de la consagración realizada el pasado 5 de julio por el Papa Francisco del Estado Vaticano a san José y a san Miguel Arcángel con ocasión de la nueva escultura que ha sido puesta en los jardines vaticanos.

“Estamos reunidos hoy en los Jardines Vaticanos para inaugurar un monumento a San Miguel Arcángel, patrón de la Ciudad del Vaticano. Se trata de una iniciativa que ya estaba prevista desde hace tiempo, y que contaba con la aprobación del Papa Benedicto XVI, al que dirigimos siempre nuestro cariño y reconocimiento. Queremos expresarle nuestra  alegría por tenerlo hoy aquí entre todos nosotros. Gracias de corazón”.

El esquema de la Enc. Lumen fidei

Viernes, 5 julio, 2013

Como ya dijimos en el blog hace unos días, hoy se hace pública la primera Encíclica Lumen Fidei (la luz de la fe) del Papa Francisco. Seguro que será uno texto clave en este Año de la Fe y ya tan cercana la JMJ de Río. Se trata de un texto actual  en el que subraya la necesidad de recuperar la fe en una época como la actual “en la que el creer se opone al buscar y la fe es vista como una ilusión, un salto al vacío que impide la libertad del hombre”. Se trata de un texto que comenzó Benedicto XVI con motivo del Año de la Fe, y que no pudo terminar al renunciar a su Pontificado. El Papa Francisco la firmó el 29 de junio e introdujo algunas aportaciones. 

La encíclica tiene cuatro capítulos, una introducción y una conclusión. Todo se estructura en 60 puntos. 

  1. Presentación (nn. 1-7)
  2. El primer capítulo (nn. 8-22): HEMOS CREÍDO EN EL AMOR (cf. 1 Jn 4,16). Presenta la fe de Jesucristo, el verdadero “testigo fiable” que revela cómo es Dios y que nos ayuda a verlo del modo en que él mismo lo veía, como Padre. Pero la fe no es sólo conocimiento, “es un don gratuito de Dios que exige la humildad y el valor de fiarse y confiarse, para poder ver el camino luminoso del encuentro entre Dios y los hombres, la historia de la salvación”.
  3. El segundo capítulo (nn. 23-36): SI NO CREÉIS, NO COMPRENDERÉIS (cf. Is 7,9). Este capítulo, más práctico, aborda la relación entre “fe y verdad” (nn. 23-25), y también entre “fe y amor” (nn. 26-28). El Papa Francisco advierte quela fe, sin verdad, no salva. Se queda en una bella fábula, la proyección de nuestros deseos de felicidad”. Al mismo tiempo, la fe se traduce en amor a Dios y a los demás. Por eso, nada más ajeno a la fe que la intransigencia y la arrogancia, por el contrario la fe es fuente natural del diálogo.
  4. El capítulo tercero (nn. 37-49): TRANSMITO LO QUE HE RECIBIDO (cf. 1 Co 15,3). Este capítulo se centra, primero, en la evangelización, pues la fe es para difundirla, y en un segundo momento, en los sacramentos del bautismo y la eucaristía en cuanto que refuerzan y acrecientan la fe.
  5. Por último, el capítulo cuarto (nn. 50-60): DIOS PREPARA UNA CIUDAD PARA ELLOS (cf. Hb 11,16). Se refiere al bien común, es decir, al modo de organizar la sociedad según los criterios de la fe, con detalles sobre el modo de vivirla en la familia fundada sobre el matrimonio entre un hombre y una mujer, en las relaciones sociales, en el respeto a la naturaleza –que es manifestación de Dios- y en los momentos difíciles del sufrimiento y de la muerte.

Texto aquì: PDF: Encíclica Lumen Fidei.

Los primero 100 días de Francisco

Martes, 25 junio, 2013

Los 100 primeros días de mandato en cualquier organización suelen ser un tiempo de transición en el que se comienza a vislumbrar cómo será la gestión de la persona que asume el mando. En el caso del Papa Francisco no ha sido necesario esperar tanto para descubrir un nuevo estilo y una voluntad muy fuerte de revitalizar la Iglesia. En este vídeo se ven algunas claves de su estilo: la cercanía, la liberta, la Iglesia, la continuidad, las periferias, las reformas

  • “Compasión” y “misericordia”, fueron los conceptos que utilizó el Pontífice a la hora del ángelus dominical del pasado 9 de junio, para recordarnos que el amor de Dios por el hombre, está siempre “en contacto con la miseria humana”. “Pero el Señor -dijo el Papa- nos mira siempre con misericordia, nos espera con misericordia”.
  • “La realidad a veces oscura, marcada por el mal, puede cambiar, si nosotros en primer lugar llevamos la luz del Evangelio sobre todo con nuestra vida”. En la audiencia general del miércoles 12 de junio el Papa Francisco trazó una especie de identikit de lo que el Concilio Vaticano II ha definido como “pueblo de Dios”, precisando que el Señor invitaba a todos a formar parte de este proyecto sin tiempo. La Iglesia no es un “grupo exclusivo”, dijo el Pontífice, todos deben poder sentirse acogidos, amados, perdonados, “la Iglesia debe estar con las puertas abiertas”. Y nos convertimos en miembros del “pueblo de Dios”, prosiguió el Santo Padre, a través de “un nuevo nacimiento”, el “de lo alto, del agua y del Espíritu”; mientras se progresa siguiendo y difundiendo la “ley del amor”, que no pude reconducirse a un “estéril sentimentalismo”, sino al “reconocer a Dios como único Señor de la vida y, al mismo tiempo, a acoger al otro como verdadero hermano, superando divisiones, rivalidades, incomprensiones, egoísmos”.  Leer el resto de esta entrada »

En la conclusión del mes de María

Viernes, 31 mayo, 2013

«En aquellos días —escribe el evangelista san Lucas— se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá» (Lc 1, 39).

“El viaje de María es un auténtico viaje misionero. Es un viaje -afirmaba Benedicto XVI- que la lleva lejos de casa, la impulsa al mundo, a lugares extraños a sus costumbres diarias; en cierto sentido, la hace llegar hasta confines inalcanzables para ella. Está precisamente aquí, también para todos nosotros, el secreto de nuestra vida de hombres y de cristianos. Nuestra existencia, como personas y como Iglesia, está proyectada hacia fuera de nosotros. Como ya había sucedido con Abraham, se nos pide salir de nosotros mismos, de los lugares de nuestras seguridades, para ir hacia los demás, a lugares y ámbitos distintos. Es el Señor quien nos lo pide: «Recibiréis la fuerza del Espíritu Santo, que vendrá sobre vosotros, y seréis mis testigos… hasta los confines de la tierra» (Hch 1, 8). Y también es el Señor quien, en este camino, nos pone al lado a María como compañera de viaje y madre solícita. Ella nos tranquiliza, porque nos recuerda que su Hijo Jesús está siempre con nosotros, como lo prometió: «Yo estoy con vosotros todos lo días hasta el fin del mundo» (Mt 28, 20).”

Pero llevar a cabo la voluntad de Dios no es tarea fácil. Como a Ella se nos exige la valentía de la fe: “Aquella a quien acoge Isabel en su casa es la Virgen que “creyó” al anuncio del ángel y respondió con fe de la aceptando con valentía el proyecto de Dios para su vida y acogiendo de esta forma en sí misma la palabra eterna del Altísimo (…) María pronunció su fiat por medio de la fe “se confió a Dios sin reservas” y “se consagro totalmente a sí misma, cual esclava del Señor, a la persona y a la obra de su Hijo” .” (Benedicto XVI).

Mirando a María ¿cómo no desear ese mismo abandono confiado en la providencia de Dios?. Por eso, vamos a dirigirnos hoy a la “llena de gracia” para pedirle que como ella podamos decir cada día “si” a los planes de Dios con la misma humildad con Ella lo dijo.

El Espíritu desencadenó su fuerza irresistible. Novedad, armonía y misión, guiados por el Espíritu Santo, en la Iglesia y con la Iglesia. En la solemnidad de Pentecostés, alentando a revivir la efusión del Espíritu Santo, que Cristo resucitado derramó sobre la Iglesia”, el Obispo de Roma señaló que este acontecimiento de gracia se difunde por todo el mundo y llega hasta nosotros. 

Al concluir esta fiesta de la fe, el Santo Padre introdujo el rezo del Regina coeli, señalando que fue un renovado Pentecostés que transformó la Plaza de San Pedro en un Cenáculo a cielo abierto. “Hemos revivido la experiencia de la Iglesia naciente, unidos en oración con María, la Madre de Jesús”. Leer el resto de esta entrada »

El Papa en la Semana (12-18 de mayo)

Domingo, 19 mayo, 2013

De esta semana pasada destacamos los siguientes eventos:

Dos religiosas latinoamericanas y 800 mártires italianos: son los primeros santos del Papa Francisco, elevados al honor de los altares en una solemne ceremonia en la Plaza de San Pedro el VII domingo de Pascua.

A la hora del rezo del Regina coeli, del domingo 12 de mayo, el Papa Francisco se dirigió a los numerosos peregrinos y fieles en la Plaza de San Pedro.

  • Pensando en los nuevos santos, invitó al pueblo italiano a mirar con esperanza hacia el futuro, confiando en la cercanía de Dios que jamás abandona.
  • A México y Colombia deseó paz, solidaridad y fraternidad.
  • Y saludó a los participantes en la Marcha por la Vida, invitando a mantener siempre alta la atención sobre este tema.

Leer el resto de esta entrada »

Hoy Benedicto XVI celebra su primer cumpleaños (86) como Papa emérito.Te ofrezco una parte de este documental sobre su vida:

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 543 seguidores

%d personas les gusta esto: