Manuel Lozano nació en Chascomús, provincia de Buenos Aires,tiene 26 años y su vida y su trabajo consisten en ayudar a los que más lo necesitan. Se recibió de abogado en la Universidad Católica de Salta con el mejor promedio de su promoción y luego realizó estudios de Posgrado con especialización en gestión de organizaciones sin fines de lucro en la Universidad de San Andrés. Leer el resto de esta entrada »

Seeds

Domingo, 20 julio, 2014

Este cortometraje de 2 minutos, filmada en su totalidad en Google Glass, fue creado por ex alumnos y estudiantes de la Universidad de la Escuela de Artes Cinematográficas de California del Sur. Un mensaje de esperanza y de amor a la vida y a la familia.

BelizeHe estado una semana en Portones, una casa de convivencias que hay cerca de Maracaibo. No había forma de encontrar algún sitio cercano con red y no he podido enviar las entradas. Lo siento por aquellos que entráis al blog con frecuencia y no habéis encontrado nada nuevo. Pero de nuevo empezamos.

Cuando en 1961 se celebró en Jerusalén el juicio contra el líder nazi Adolf Eichmann, la revista The New Yorker escogió como enviada especial a Hannah Arendt, una filósofa judía de origen alemán exiliada en Estados Unidos. Arendt parecía un perfil muy adecuado para escribir un reportaje sobre el juicio al miembro de las SS responsable de la “solución final” del Holocausto. Sin embargo, los artículos que la filósofa redactó acerca de aquel proceso despertaron una gran polémica. Y cuando luego publicó esos reportajes en forma de libro con el título “Eichmann en Jerusalén”, se desató una fuerte campaña contra ella, organizada por varias asociaciones judías norteamericanas e israelíes. Leer el resto de esta entrada »

gesto_deportivo_webLas anécdotas tienen un enorme potencial educativo: situaciones de la vida cotidiana pueden ayudan a entender e identificarse con grandes principios éticos. Es el caso de un atleta español que antepuso la honestidad a un triunfo deportivo. Iván Fernández Anaya dio toda una lección de deportividad en Navarra al dejar ganar una competición al africano Abel Mutai, quien lideraba la carrera y que a pocos metros de la meta pensó que ya había concluido el recorrido. Al no hablar castellano, Mutai no entendía que la gente a su alrededor le decía que siguiese porque aún faltaban varios metros. Fernández lo alcanzó y en vez de sacar provecho de la situación para ganar la carrera, animó al africano a seguir corriendo para lograr la victoria. Después declaró:

“No merecía ganar. No le hubiera alcanzado si no se equivoca. Hice lo que tenía que hacer”.

“Allá voy yo”

Domingo, 29 junio, 2014

Above the Abyss - Julian Alps, Slovenia by Dan Briski    Hay un interesante folleto de C. Ramirez Olarte, que se titula: “La Misa… ¡no me dice nada!”. En él Don Prudencio va explicando a Expedito la Misa y su significado. En un momen­to le dice:

    ‑Después de haber echado el sacerdote el vino en el cáliz, toma con una cucharita unas gotas de agua y la mezcla con el vino. ¿No te has fijado?

    ‑Sí, me he fijado. ¿Qué significa?

    ‑El vino representa a Cristo, puesto que se va a convertir en su sangre, y esas gotitas de agua, a nosotros y todas nuestras cosas. Del mismo modo que al incorporar el agua al vino, todo se convierte ya en vino, también nosotros debemos hacernos uno con El. Y así como aquello, por las palabras de la consagración, se va a convertir en algo divino, en el Cuerpo y la Sangre del Señor, le pedimos a Dios, en ese gesto, que haga divina nuestra vida y todos nuestros afanes.

    Me contaba un amigo, que había captado este simbolismo, que él, cada vez que el sacerdote mezclaba las gotas de agua con el vino, le decía interiormente al Señor: “Señor, allá voy yo”.

————-

    A la Misa vamos a entregarnos a Dios con nuestro Señor Jesucristo. Es la actualización de su entrega ‑su sacrificio‑ y de nuestra entrega con El. Es el mejor medio que tenemos para unir nuestra entrega a la entrega de Cristo. Así nuestra pobreza, unida al amor del Señor, adquiere un valor infinito ante Dios.

topicEl santo promotor de la santidad en lo cotidiano y fundador del Opus Dei. El 17 de mayo de 1992, Juan Pablo II beatifica a Josemaría Escrivá de Balaguer en la plaza de San Pedro, en Roma, ante 300.000 personas. «Con sobrenatural intuición», dijo el Papa en su homilía, «el beato Josemaría predicó incansablemente la llamada universal a la santidad y al apostolado». Diez años más tarde, el 6 de octubre de 2002, Juan Pablo II canoniza al fundador del Opus Dei en la plaza de San Pedro ante una multitud de más de 80 países. El Santo Padre, en su discurso a los participantes en la canonización, dijo que “san Josemaría fue elegido por el Señor para anunciar la llamada universal a la santidad y para indicar que la vida de todos los días, las actividades comunes, son camino de santificación. Se podría decir que fue el santo de lo ordinario”.
 

Ahí está el poder

Miércoles, 25 junio, 2014

zebras-in-sunset-beautiful-landscape-photography-wallpaperSucedió en Helmbridge Club, Lagos, Nigeria. Había un niño musulmán, Babátunde, de la tribu Yorubá, que venía a menudo por el centro. Como es costumbre en estos casos, se le pidió que trajera a sus padres para formalizar la admisión. Nos dijo que no vivía con sus padres…
   -¿Y con quién vives?
     -Con mi abuela.
     -Pues dile que venga.
     -Es que no es cristiana y no sabe hablar inglés; sólo entiende el Yorubá y el Pidgin English.
     -Sí, debe ser musulmana como tú…
     -No -dijo Btunde-: es animista. Es una Profetess (profetisa y jefa de sacerdotisas; hacen sacrificios a Oshún y a Ogún; también sacrificios pacificadores de Satán).
     -Bueno, no importa, dile que venga…

Al día siguiente llegó vestida de Profetisa, con una túnica de color púrpura, collares de conchas; un aspecto siniestro y un aire nervioso, escudriñándolo todo. Cuando le empezamos a enseñar el Centro, ella iba buscando algo, miraba, rehuía: las clases, el laboratorio, la sala de conferencias… Al final le mostramos el oratorio. Ella, aunque nunca había visitado una capilla católica aparecía visiblemente ansiosa y excitada: sin mediar palabra y como quien encuentra lo que estaba buscando señaló el tabernáculo diciendo segura y lentamente: ahí está el poder.

Tenía fe en la Eucaristía, aún sin conocerla: porque la presencia de Cristo es real.

Acerca de otras anécdotas sobre la eucaristía: Leer el resto de esta entrada »

En la Solemnidad del Corpus Christi

Domingo, 22 junio, 2014

349Estaba próximo a fallecer el marino español Antonio de Oquendo. Pidió que le trajesen un vaso de agua. Aquel día, 7 de junio de 1640, se celebraba la festividad del Corpus Cristi. Por la calle donde vivía ‑moría‑ Oquendo pasaba el Santísimo en procesión.

Oraba el marino con un crucifijo en las manos. Al llevarle el vaso de agua lo derramó lentamente. Con voz débil explicó su acción a quienes le miraban desconcertados:

‑ La sed me devora. Pero quiero ofrecer a Dios el sacrificio de mi último deseo, que era, precisamente, este vaso de agua.

Toda nuestra vida debería ser un brindis en honor de Dios. ¡Ojalá que nuestro último acto no sea otra cosa! Claro que, como no sabemos cuál va a ser el último paso, hay que procurar que cada uno sea eso: un brindis al Señor.

Fuente: Luis Aguirre Prado: Antología de anécdotas.]

También puede ayudar esta otra anécdota para un día como hoy: Leer el resto de esta entrada »

La lámpara de tu ser es tu ojo

Domingo, 22 junio, 2014

382La lámpara de tu cuerpo es el ojo. Si tu ojo está sano, tu cuerpo entero tendrá luz; si tu ojo está enfermo, tu cuerpo entero estará a oscuras.

La mirada lo ilumina o lo oscurece todo. San Josemaría solía hacer notar de una manera gráfica y bromeando, la distinta impresión que se tiene de un mismo fenómeno, según se observe con cariño o sin él. Y decía -y perdonadme, porque es muy gráfico- que, del niño que anda con el dedo en la nariz, comentan las visitas: ¡qué sucio!; mientras su madre dice: ¡va a ser investigador!

Efectivamente, según miramos a los demás, así los vemos. Si les miramos con cariño, veremos lo que hay de bueno. Si les miramos con antipatía, nos fijaremos sólo en lo malo… y eso sí, siempre corregido y aumentado. En último término, encontramos en los demás lo que queremos ver en ellos.

No desconfiar de entrada. Estar alerta y prevenidos sí, pero no desconfiar:

A veces se hará necesario un poco de audacia para vencer prejuicios y desconfianzas

Se cuenta de un coreano buen cristiano y con preocupación apostólica que, en Pamplona, se subió a un autobús y vio a un japonés. El Japón y Corea han sido siempre enemigos acérrimos. Pensando en cómo podría entablar conversación con él, se sentó a su lado y le dijo: “Mira, aunque seamos de países tan distintos, para todos estos que están mirándonos, tú y yo, chinos”. 

Quizás aquí, frente a esos prejuicios que parecen inamovibles y determinantes, podríamos añadir aquello que poéticamente expresaba D. Ramón de Campoamor: “En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira. Todo lo hace el color del cristal con que se mira”.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 542 seguidores

%d personas les gusta esto: