Un poco de humor con Leo Harlem

Martes, 3 junio, 2014

Aquí os dejo con este divertido vídeo de un gran humorista y su critica velada a las redes sociales. Que os divirtáis:

About these ads

One Response to “Un poco de humor con Leo Harlem”

  1. rosamagarcia Says:

    ESPERO QUE OS RIAIS CON ALGUNO

    Llega un loco donde un doctor y le dice:
    – Doctor, es que sueño con ratones, viéndolos jugar al fútbol.
    Y le dice el Doctor:
    – No se preocupe amigo, tómese estas pastillas a partir de hoy y listo!
    Y le dice el loco:…
    – ¿Y no puede ser a partir de mañana?, ¡es que hoy es la final!

    En la facultad de Medicina, el profesor se dirige a un alumno y le pregunta:
    “¿Cuántos riñones tenemos?”
    “¡Cuatro!”, responde el alumno.
    “¿Cuatro?”, replica el profesor, arrogante, de esos que sienten placer en pisotear los errores de los alumnos.
    “Traiga un fardo de pasto, pues tenemos un asno en la sala”, le ordena el profesor a su auxiliar.
    “¡Y para mí un cafecito!”, replicó el alumno al auxiliar del maestro.
    El profesor se enojó y expulsó al alumno de la sala. El alumno era, por cierto, el humorista Aparicio Torelly Aporelly (1895-1971), más conocido como el “Barón de Itararé”.
    Al salir de la sala, todavía el alumno tuvo la audacia de corregir al furioso maestro:
    “Usted me preguntó cuántos riñones ‘tenemos’. ‘Tenemos’ cuatro: dos míos y dos suyos. ‘Tenemos’ es una expresión usada para el plural. Que tenga un buen provecho y disfrute del pasto”.

    Sargento: A ver… el recluta de la derecha…
    Recluta: ¡Ausódene, mi sagento!
    S: ¿Cuáles son las partes del fusil?…
    R: FU-SIL, mi sagento.
    S: ¡Es usted un genio, recluta!
    R: Sí, mi sagento: Ugenio Barrilete, pa selví a Dio y a’sté!
    S: ¡Ah! ¿De cachondeo encima?
    R: No, mi sagento; d’Mendralejo, provincia de Badajó.

    Entra un tío en una farmacia:
    – ¿Tiene pastillas para los nervios?
    – Sí.
    – Pues tómese dos que esto es un atraco.

    Dos amigos leperos:
    – Pues no veas si era feo Albert Einstein.
    – Pues anda que su hermano Frank…

    ¿Por qué los de Lepe se ponen tortugas en los ojos?
    – Porque son lentillas.

    El médico atiende a un viejecito millonario que había comenzado a usar un revolucionario audífono:
    – Y entonces, señor Almeida, ¿le está resultando bien su nuevo aparato?
    – Si, por fin puedo oír con claridad.
    – ¿Y a su familia le gustó?
    – Pues todavía no se lo conté, pero ya cambié mi testamento tres veces…

    Dos amigas están en una cafetería y una de ellas le dice a la otra:
    – ¿Sabes que tu novio antes fue mi novio?
    – No, no lo sabía. Él me ha comentado que cometió algunas estupideces, pero
    nunca me dijo cuales.

    ¿Por qué vas dando palmas por la calle?
    – Para espantar a los elefantes.
    – Pero, ¡sino hay ninguno!
    – ¡Coño! ¡Porque funciona!

    En una entrevista de trabajo:
    – ¿Usted sabe inglés?
    – Sí, por supuesto.
    – A ver,¿cómo se dice puerta?
    – Door
    – ¿Y el que las vende?
    – Pues…Vende Door

    Buenos días señores pasajeros les habla su comandante, en este exacto
    momento estamos a 9000 metros de altura y sobrevolando la ciudad de…
    OOOHHH… DIOSMIOO!!!
    Los pasajeros escuchan un grito pavoroso, seguido de un ruido infernal…
    -¡¡¡NOOOOOO!!!
    – ¡mierdaaaa, flackk, brum, crackkkkkkk!
    Y luego un silencio que se hace eterno….
    Segundos después, el comandante vuelve a tomar el micrófono y riendo se
    disculpa:
    Disculpen,señores pasajeros, tiré mi bandeja y mi taza de café se me cayó
    encima. No quieran saber cómo quedó la parte de adelante de mis
    pantalones…
    Y uno de los pasajeros grita:
    – ¡Maldito…Tendrías que ver cómo quedó la parte de atrás de los
    míos!

    Uno de Lepe va al cine, y la muchacha de la taquilla le dice:
    – Señor,ésta es la 5ª vez que compra la entrada.
    El lepero lecontesta:
    – Es que el que está en la puerta me la rompe…”

    Dice la rubia:
    – ¿Qué pasa con el Facebook? Me dice “su clave es incorrecta”, entonces
    pongo “incorrecta” pero ¡no abre!

    -Dígame cuál es su dirección para mandarle los documentos.
    – Calle Bosque, 31.
    – ¿Apartado de Correos?
    – La verdad es que sí, queda un poco lejos.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 568 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: