El granjero de los tréboles

Domingo, 3 junio, 2012

La vida nos somete a veces a sufrimientos y contrariedades que nos hieren y no entendemos. Se rompen relaciones, sueños, pero esos fracasos si somos humildes también diseminan la semilla del amor a nuestro alrededor. Ofreciendo frutos todavía mayores que los perdidos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 581 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: