La película de la semana: El gatopardo

Viernes, 11 mayo, 2012

Copio de nascaranda parte del comentario a esta película de exquisita belleza, como él dice:

Perpetuarse y adaptarse a los modernos tiempos de cambio. Triste melodía de piano y violín, para tan audaz jugada y mas…  Lugar anclado en el pasado, donde un descendiente de conquistadores, alza la mirada ante el avance de los metálicos verdugos de sonrisa amplia, que sustituirán los viejos valores, patrimonio de una clase ya con el certificado de defunción en la mano. Valores caducos y perdidos en el tiempo…, pero que plasman lo que el es, ha sido y sera siempre. Podría oponerse, por principios que gritan desde lo mas recóndito del alma, o por el contrario, sumarme activamente a lo nuevos amos de la baraja… Pero sinceramente, consciente de que ya no encaja en ningún sitio… Se abandona a la triste melodía de la orquesta del desencanto.

Narración barroca de belleza escultórica, para definir la decadencia, lo que se va y lo que esta por venir. Mirada nostálgica, hacia un pasado que se pierde ante el empuje de quien sabe jugar sus cartas. De un mundo que se hunde, bañado en la agridulce melancolía que grita sordamente que, en realidad, todo es inamovible.. … Por todo ello, si hay que bailar, bailaremos, aunque el entusiasmo se pierda en el guardarropa….

Suntuosa joya que como si fuera un colorario, plasma en finos trazos pinceladas del mejor cine europeo. Elegante y exquisita a la vez que desmedida. Técnicamente rozando la perfección y dotada de una inmortal melodía compuesta por el maestro Nino Rota. Resaltada por la apabullante y bella fotografiá de Giuseppe Rotunno.

Dando como resultado, una obra imperecedera surgida de la pluma de un novelista como Lampedusa en su única y celebrada novela. Adaptada para el cine por un maestro en crear ambientes fastuosos y decadentes llamado Luchino Visconti.Que consigue aglutinar, toda la fuerza necesaria para narrar lentamente y sin prisas, el hundimiento de una clase social que como un hondo lamento. Se sostiene entre imágenes de belleza exquisita

Creando un personaje, herido eternamente por la insatisfacción. Apesadumbrado ante el inexorable paso del tiempo, el deterioro físico y el ocaso de una sociedad que se derrumba para dejar su lugar a otra. Representado por Burt Lancaster de manera magistral, en una interpretación que ha quedado para la historia como símbolo de lo que se fue. De la elegancia y de unos tiempos que se perdieron con la lluvia….

Arropado por dos floreros como Alain Delon y Claudia Cardinale, que aportan belleza al conjunto. Ya que ante todo es un cuadro, un bello lienzo salido de la mente de un director capaz de adaptar mundos de arrebatadora belleza a la decadencia de su mensaje. Como ya demostró en su otra obra maestra que es …..Muerte en Venecia.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 563 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: