Seguimos con nuestra serie sobre el relativismo. Hoy nos planteamos la pregunta de por qué está el cristianismo en el ojo del huracán del relativismo. La respuesta es por la escandalosa pretensión de verdad del cristianismo. Veámoslo con más detalle:
El cristianismo está en el ojo del huracán desencadenado por el relativismo. Casi toda la ética occidental, y por tanto, también la deontología profesional, se ha inspirado durante siglos en el mensaje cristiano. Pero, la mentalidad relativista tiende a rechazar el mensaje cristiano como enemigo de la modernidad. Su afán de verdad (del cristianismo), que se traduce en una actitud evangelizadora, es vista como una invasión contraria a la libertad. Todo aquél que se crea en posesión de la verdad debería ser excluido del debate moderno, por intransigente y fanático. Lo propio de la persona moderna es aceptar el mismo valor por principios de todas las posiciones, con independencia de lo que diga cada uno.
SIN EMBARGO, lo cierto es, nos guste o no, que la religión cristiana ha actuado como factor unificador de las naciones y como catalizador que ha permitido que todos los pueblos de Europa comenzaran a hablar el mismo lenguaje moral y espiritual. [1] Leer el resto de esta entrada »
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 543 seguidores

%d personas les gusta esto: