Ramón J. Sender: Requiem por un campesino español

Lunes, 26 septiembre, 2011

Ramón J. Sender: Requiem por un campesino español, Ed. Destino, Barcelona 1977.

La obra literaria: se trata casi de una narración, apenas llega a ser una novela corta y tampoco parece un ejemplo de arte literario. Podría encuadrarse dentro del realismo español tradicional, costumbrista o social. Los rasgos líricos son comunes a casi todos los escritores de la primera parte del siglo XX.

La técnica: contrapunteado del presente estático y de un pasado que es la anécdota principal del libro. El sacerdote Mosén Millán espera en la sacristía a los fieles para la Misa de Requiem del campesino español, Paco el del Molino. En ese silencioso esperar de la sacristía se recuerdan, paso a paso, los escalones vitales que conducen a la muerte del campesino.

El argumento: es casi lo que se acaba de relatar. El pueblo en el que sucede la acción tiene unos territorios que pagan a un lejano duque. Paco-niño será monaguillo de Mosén, y, muy pronto, manifestará una singular preocupación por el sufrimiento de los pobres: esta piedad infantil será después ímpetu revolucionario contra el duque y los cabecillas fascistas que persiguen a los republicanos que derrocaron a la monarquía.

Momento histórico: La acción, pues, transcurre a lo largo de la Monarquía de Alfonso XIII, la República y el Levantamiento con los asesinatos; uno de ellos es el de Paco.

Cfr. Personajes: Mosén Millán: es el Mosén del pueblo donde transcurre la historia. Él es el que revive toda la historia mentalmente en pocos minutos en la sacristía. El narrador omnisciente narra sus pensamientos. Paco el del Molino: es el personaje principal de los pensamientos de Mosén Millán, al cual va dirigida la misa de réquiem que quiere hacer Mosén Millán. Su vida es explicada desde que nace hasta que se muere. El duque: era el propietario de la gran mayoría de terrenos del pueblo, aunque nunca vivió allí. Don Valeriano: era una de las personas privilegiadas del pueblo, tenía una economía alta. No se llevaba nada bien con la familia de Paco. Don Gurmesindo: era una de las personas privilegiadas del pueblo, ya que tenia una economía alta. Con la familia de Paco no se llevaban nada bien. El señor Cástulo Perez: no era tan rico cómo el señor Gurmesindo ni el señor Valeriano, y tampoco no se llevaba bien con la familia de Paco el del Molino, simplemente no se llevaban ni bien ni mal. Jerónima: una mujer del pueblo, con fama de bruja y muy supersticiosa. La gente rica no le caía muy bien, ni tampoco los religiosos como Mosén Millán. Las mujeres del carasol: eran las mujeres que iban a lavar la ropa en el lavadero público; siempre estaban cotilleando y exagerando las cosas.

Reflexión crítica sobre esta obra: el autor manifiesta cierta ignorancia religiosa, que se delata en las múltiples referencias litúrgicas, a los Sacramentos, y en general, a la hora de entender la realidad del sacerdocio, la fe, la Iglesia, etc. No se piense que Ramón J. Sender plantea en esta obra ningún ataque a la Iglesia Católica, pero si es verdad que la presenta como algo que ya no tiene ninguna trascendencia. Por ejemplo, Mosén Millán es un poco ingenuo, mejor crédulo; puede que incluso a alguno llegue a parecerle un poco cobarde, sin categoría humana ni firmeza en su fe… Todo él y su entorno resulta algo cansino, caduco, que se arrastra como una aburrida hora… Pero a la vez resulta amable, algo que como una cosa vieja y muy usada merece ser de algún modo respetada.

En cambio Paco aparece, ya desde niño, lleno de vitalidad, de amor a los pobres, él es el brioso, el simpático, el atractivo, el héroe… Dejará de ser monaguillo porque… hay que vivir: las mujeres y la justicia.

Al final nadie va a la Misa de Requiem por Paco, el héroe, el rebelde, el defensor de la justicia. El cura se ha quedado solo en su fría y desabrida iglesia. Solamente van a la Misa los tres ricos del pueblo, a los que se les llama asesinos, y quizá lo sean, que es peor. Bueno, hay otro asistente: un potro, que un bromista hizo entrar en la iglesia… Ya se sabe, estas cosas son eso solo eso: cosas de risa.

Hemos de aclarar que si desgraciadamente hubo en el tiempo que trascurre la novela sacerdotes de pueblo tan crédulos que, por serlo, han parecido traidores; y si los hubo tan tibios que hicieran de su vocación y sacerdocio una rutina; y si de su ambigüedad humana hicieron un cobijo cómodo junto a ricos injustos… sea. Pero simbolizar y pretender universalizar esta situación para decirnos que eso es la Iglesia o inducir la conclusión de que la fe y la vida religiosa son cosa de risa, es un procedimiento que podemos decir nos parece injusto.

Es bien sabido que Ramón J. Sender sufrió mucho por la terrible muerte de su esposa y un hermano; en la contraportada podemos leer que fueron fusilados en la zona nacional. Quizás por eso el libro, aunque apoyándose quizá en algunos hechos de experiencia no es claro e induce al desprecio de la Iglesia y los sacerdotes. Más aún al escribir estas cosas de un modo muy desganado y como quien no quiere la cosa, su influencia negativa puede llegar al ánimo del lector casi sin darse cuenta.

Bibliografia:

Tiempo (interno):

Ocurre en pocos minutos, lo que pasa es que Mosén Millán, recapitula la vida de Paco el del Molino mentalmente, por la cual cosa nos da a ver los 27 años de vida de Paco.

No hay ningún ejemplo de tiempo interno, pero se sitúa más o menos en pocos minutos ya que el capellán medita en la sacristía un rato. Por los hechos que transcurren creo que no llega a la hora.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 543 seguidores

%d personas les gusta esto: