Benedicto XVI comenzó ayer, miércoles 4 de mayo, un ciclo de catequesis sobre el tema de la oración para los cristianos. Dirigiéndose a los peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro, el Papa explicó que comenzando por este miércoles y “siguiendo la Sagrada Escritura, la gran tradición de los Padres de la Iglesia, de los maestros de espiritualidad, de la liturgia, queremos aprender a vivir aún más intensamente nuestra relación con el Señor, como si fuera una especie de Escuela de Oración”.

“Sabemos -dijo- que no hay que dar por descontada la oración: debemos aprender a orar, adquirir de nuevo esta arte; incluso los que están muy avanzados en la vida espiritual siempre sienten la necesidad de estar en la escuela de Jesús para aprender a rezar con autenticidad”.

Benedicto XVI propuso en esta primera catequesis algunos ejemplos de oración presentes en las culturas antiguas, “para poner de relieve cómo, casi siempre y en todas partes se han dirigido a Dios. En el antiguo Egipto, por ejemplo, un ciego, pidiendo a la divinidad que le devuelva la vista, testimonia algo universalmente humano, como la oración de petición simple y pura de quien sufre”.

“En las obras maestras de la literatura de todos los tiempos que son las tragedias griegas, aún hoy, después de veinticinco siglos leídas, meditadas y representadas, hay oraciones que expresan el deseo de conocer a Dios y de adorar su majestad”. Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 543 seguidores

%d personas les gusta esto: