Feliz Día de la madre 2011

Sábado, 30 abril, 2011

Cada vez cuesta más encontrar un vídeo bueno sobre el día de la madre. A mi los que más me gustan son estos dos:

Este es el segundo:

¡Ah! Gracias mamá!!

De todas formas, y si me lo permitís, me quedo con este spot sobre la maternidad: Para que se animen las mamás (en el día de la madre)

Llevamos un tiempo dedicándonos a una serie de entradas de un tema tan apasionante como el de los caracteres humanos. Nos ayudamos de estudios psicológicos, morales, espirituales, etc… Pero también de la sabiduría popular, del arte, de la literatura, del cine, etc, que tanto han dicho y tan aguda y gráficamente  han descrito las singularidades de los diversos tipos humanos. Espero que este estudio ayude a conocernos mejor y a mejorar

El siguiente esquema es muy simplista, pero de algún modo hemos de sistematizar y organizar toda la información.

  • A) Empezamos por agrupar los caracteres en tres grandes grupos básicos: A) Primero tratamos los caracteres de un claro predominio sentimental, personalidades emocionales y afectivas. B) Después trataremos aquellos caracteres con predominio de las pasiones, es lo que solemos identificar como personas más viscerales o pasionales. C) Y por último, aquellos en los que se destaca una actitud más cerebral con predominio del pensamiento. Tendríamos así 3 grandes grupos básicos.
  • B) Cada uno de estos 3 grandes grupos básicos presenta a su vez 3 variantes. Estas variantes obedecen a los 3 diversos modos de percibirse y de reaccionar ante sus formas de ser. Así tendríamos: 1) por exceso, reaccionando con hiperdesarrollo. 2) Por oposición o rechazo de sí mismo, reacciona anulándose, se autobloquea. 3) Y por defecto; se percibe defectuoso y busca fuera, desviando hacia fuera de ellos mismos, lo que les falta. Tendríamos así 9 variantes.
  • C) Por último, cada una de estas variantes presentaría 3 estilos. Estos estilos obedecen al mayor o menor predominio de cada uno de los 3 grandes instintos básicos del ser humano: a) el instinto de conservación o de necesidad de seguridad y sentido; b) el instinto social o de necesidad de relación; c) por último, el instinto sexual o de necesidad de intimidad. A estas alturas tendríamos ya 27 estilos humanos.

Una vez aclarado el método que seguimos, empezamos nuestro estudio sobre los caracteres humanos. Advirtamos que aunque hemos hecho esta división generosa de 27 estilos humanos, pueden a su vez darse mezclas, pues en la realidad las divisiones no son tan claras como acabamos de decir. Al fin y al cabo no es más que un método de trabajo.

 A) Como hemos dicho empezamos por el 1º grupo básico: los caracteres más emocionales y afectivos. Tienen en común la búsqueda y necesidad de afecto. Pero esta búsqueda puede tener su origen en la dificultad que tienen de amarse a sí mismos, y buscan este amor fuera de ellos mismos, en los demás. La causa puede estar en que tienen alterada la percepción de sí mismos: suelen confundirse sobre quiénes son y cómo se sienten. De hecho, su autoestima es baja y sufren mucho por los fracasos y errores cometidos, albergando en su interior una gran sensación de vergüenza, y que es la que aflora más fácilmente ante los errores y fallos. El pasado y sus sentimientos están muy presentes en sus decisiones. Por eso, su defensa o reacción, suele consistir en ocultarse tras una máscara o falsa imagen de ellos mismos. De ahí su interés y preocupación por fabricarse una buena imagen. De ahí, también, sus frecuentes problemas de identidad y la gran hostilidad que pueden manifestar cuando esa buena imagen se daña. Dentro de este grupo, podemos encontrar tres variantes, según sea la alteración de la percepción de la propia imagen:

  • 1) Así tenemos la variante del que percibe su autoimagen engrandecida, y reacciona hiper desarrollándola. Cuando esta imagen-excesiva adquiere un signo negativo, insano, nos encontramos con personalidades orgullosas (cfr. también el juego del orgulloso). Pero cuando adquieren un sentido positivo nos encontramos con actitudes maravillosas de generosidad y entrega, como la de algunos santos portadores de un gran amor y capacidad de sacrificio por los demás. A su vez podemos encontrar 3 estilos dentro de ellos según el predominio del instinto de: a) conservación; b) social; c) íntimo.
  • 2) En segundo lugar, tenemos la variante de aquellos que parecen ser incapaces de percibir su propia imagen, es como si no la vieran, o la bloquearan. Llegando a pensar que serán amados  más que por lo que son, por lo que hacen. Cuando adquieren signo negativo, nos encontramos con personalidades vanidosas. Pero cuando se trata de personalidades sanas, su valor positivo puede hacer de ellos personas ejemplares, excelentes modelos a seguir y maestros de gran talento. Así mismo encontramos 3 estilos dentro de ellos según el predominio del instinto de: a) conservación; b) social; c) íntimo.
  • 3) Por último está, la variante de aquellos cuya autoimagen es percibida como defectuosa, algo en ellos no va bien, y reaccionan buscando fuera aquello que anhelan tener. Cuando este anhelo no es sano, surgen fácilmente personalidades envidiosas. Pero cuando el anhelo es maduro y positivo surgen personalidades dotadas de una rica subjetividad y gran sensibilidad artística, además de muy buenos consejeros. A su vez, también, podemos descubrir los 3 estilos dentro de ellos según el predominio del instinto de: a) conservación; b) social; c) íntimo.

B) A continuación tratamos lo que hemos denominado el 2º grupo básico. Se trata de los caracteres más pasionales y vitalistas. Tienen en común el predominio de lo que podríamos definir la “inteligencia del cuerpo”, piensan por lo que sienten, desde las tripas, desde el estómago. Este modo de proceder puede tener su causa en la dificultad de percibir su propio ser y la vida misma. No sabe quién es, pero sabe cómo se siente. Por eso necesita sentirse y saberse intensamente vivo y activo; necesita tener una clara sensación de sí mismo, y busca autoafirmarse e imponerse. La fuerza e intensidad de sus vidas la sacan en gran medida del apetito irascible, por eso pueden estar llenos de ira, rabia, y que es lo que da la cara cuando llega el fallo, la frustración o el fracaso. Son vitalistas, y es el presente lo que les interesa manejar y dominar las situaciones, y tener claro “su territorio” vital, su zona de influencia respecto de los demás. Por eso, pueden tener problemas de agresividad y de adaptación. Dentro de este grupo básico encontramos tres variantes, según la forma de responder a esa necesidad de sentir su ser y su espacio vital:

  • 1) Así tenemos la variante del que reacciona con exceso de fuerza. Cuando este hiperdesarrollo adquiere un signo negativo, insano, nos encontramos con personalidades soberbias. Y cuando adquieren un sentido positivo nos encontramos con extraordinarios líderes carismáticos, protectores y justos. A su vez podemos encontrar 3 estilos dentro de ellos según el predominio del instinto de: a) conservación; b) social; c) íntimo.
  • 2) En segundo lugar, tenemos la variante de aquellos que parecen dormidos, incapaces de percibir su ser, es como si lo bloquearan. Su lado oscuro o insano nos descubre personalidades perezosas. Y cuando se trata de personalidades sanas, nos encontramos con personas de una aparente normalidad pero dotadas de una profunda humildad personal y un pensamiento de una simplicidad muy elegante. Así mismo encontramos 3 estilos dentro de ellos según el predominio del instinto de: a) conservación; b) social; c) íntimo.
  • 3) Por último está, la variante de aquellos cuyo ser es percibido como defectuoso, algo les falta, y reaccionan desviando su energía y buscando ese ser desde fuera. Cuando este anhelo no es sano, surgen fácilmente personalidades irascibles. Pero cuando la búsqueda es madura y positiva surgen personalidades de principios fuertes y de mucha energía orientadas a la acción. Encontramos entre ellos excelentes jueces y sacerdotes. A su vez, también, podemos descubrir los 3 estilos dentro de ellos según el predominio del instinto de: a) conservación; b) social; c) íntimo.

C) Finalmente tratamos el 3º grupo básico: los caracteres más inseguros y cerebrales. Tienen en común el predominio de lo que podríamos definir la necesidad de orientación y seguridad. Su interés se centra en sentirse seguro donde está, conocer bien el sitio, tener perspectiva de las cosas. Su pensamiento necesita claridad y su corazón confianza. Sabe quién es y cómo se siente, pero su brújula interior falla, necesita saber dónde está y cómo hacer las cosas para estar seguro. Esta inseguridad les genera mucho miedo en su interior, por eso es el miedo o pánico lo primero que se manifiesta ante el fallo, la frustración o el fracaso. Es el futuro lo que les inquieta y lo que pretenden manejar y controlar. Por eso, pueden tener problemas de inseguridad y temor frente a la vida. Dentro de este grupo básico encontramos tres variantes, según la forma de responder a esa necesidad de sentir su ser y su espacio vital:

  • 1) Así tenemos la variante del que reacciona con exceso de fuerza. En el lado negativo, insano de este hiperdesarrollo nos encontramos con personalidades avariciosas. Y en su lado positivo, sano, nos encontramos con personalidades sabias y objetivas, dotadas con una gran capacidad de análisis. A su vez podemos encontrar 3 estilos dentro de ellos según el predominio del instinto de: a) conservación; b) social; c) íntimo.
  • 2) En segundo lugar, tenemos la variante de aquellos que parecen dormidos, incapaces de percibir su ser, es como si lo bloquearan. Su lado oscuro o insano nos descubre personalidades miedosas. Y cuando se trata de personalidades sanas, nos encontramos con grandes e íntegros líderes o valerosos y experimentados aventureros. Así mismo encontramos 3 estilos dentro de ellos según el predominio del instinto de: a) conservación; b) social; c) íntimo.
  • 3) Por último está, la variante de aquellos cuyo ser es percibido como defectuoso, algo les falta, y reaccionan desviando su energía y buscando ese ser desde fuera. Cuando este anhelo no es sano, surgen fácilmente personalidades golosas. Pero cuando la búsqueda es madura y positiva surgen personalidades polifacéticas y que cultivan talentos porque aman apasionadamente la vida. A su vez, también, podemos descubrir los 3 estilos dentro de ellos según el predominio del instinto de: a) conservación; b) social; c) íntimo.

No deja de sorprender que el acontecimiento que está moviendo masas esta semana sea precisamente una beatificación en Roma: la de Juan Pablo II. Alrededor de un millón de personas estará presente el 1 de mayo en El Vaticano para participar del evento.

Y es que hablar hoy en día de beatos o de santos no es lo acostumbrado, más aún suena algo rancio, pasado, lejano… Pues bien, en este caso es diferente, Juan Pablo II es un santo cercano, querido y está en nuestra memoria reciente y en nuestro tiempo de hoy.

Muchos en vida decían que no llegaba a la gente joven, pero son cientos de miles los que quieren estar con él en un momento como este. Cuando pasen los siglos y se pregunte por personajes claves en la Iglesia del siglo XX, se hablara de él, porque fue santo… Cuando pasa la marea y el tiempo lo arrastra todo, solo quedan esos postes en pie, que son los que edifican la Iglesia a través de la Historia de los hombre ¡¡Gracias Juan Pablo II!!

Benedicto XVI dedicó la catequesis de la Audiencia General de ayer miércoles de la octava de Pascua a reflexionar, ante miles de fieles y peregrinos reunidos en la Plaza de San Pedro, sobre el misterio cristiano de la Pascua. “En efecto, Cristo resucitado entre los muertos es el fundamento de nuestra fe, recordó el Papa. “Que la Resurrección de Cristo nos oriente hacia una vida enraizada en la eternidad de Dios y abra un nuevo futuro para toda la humanidad”. El Santo Padre exhortó a que nos despojemos “del viejo hombre que está en nosotros”, a que hagamos morir “nuestros deseos insaciables de bienes materiales y egoísmo, raíz de todo pecado”. Así pues, “convertidos en hombres nuevos con el bautismo, nos revestimos de Cristo para vivir en la caridad”.
El Pontífice, en el contexto y en el clima de la alegría pascual, afirmó que los cristianos “estamos llamados a dar un nuevo rostro que promueva el desarrollo del hombre y de la sociedad, según la lógica de la solidaridad, de la bondad y en el respeto de la dignidad de cada uno. Y la caridad, dijo, es el centro y la fuente de todas las virtudes”.
La Resurrección de Cristo, explicó el Santo Padre, lejos de invitar a los cristianos a evadirse del mundo, los implica y compromete más para transformarlo a la luz del amor. Los cristianos están llamados a “ser fermento nuevo en el mundo, dándose sin reservas por las causas más urgentes y más justas”. No podemos tener sólo para nosotros la vida y la dicha que Cristo nos ha dado con su Pascua, debemos darla a cuantos están cerca de nosotros. Nuestra misión es hacer resurgir en el corazón del prójimo la esperanza donde está la desesperanza.
Benedicto XVI concluyó diciendo que “la Pascua trae la novedad del paso de una vida sujeta a la esclavitud del pecado a una vida de libertad inspirada por el amor que rompe todas las barreras y construye una armonía en nuestros corazones y en nuestras relaciones. “Queridos amigos, exhortó el Pontífice, hagamos revivir la esperanza”.

Los dos discípulos de Emaus: ¿tú y yo?

Miércoles, 27 abril, 2011

Esta noche a las 8.45 estaré pegado al televisor con un buen grupo de amigos, dispuestos a sufrir durante hora y media, y disfrutando de la “efervescencia deportiva” del Bernabéu. La verdad es que hasta ahora la derrota del Madrid ha sido, desgraciadamente, lo habitual. Algunas veces nos ha pasado que nos íbamos tristes, “saboreando la derrota”, comentando las jugadas y dando a entender que nosotros lo hubiéramos hecho mucho mejor…

Traigo a colación este recuerdo porque los discípulos de Emaús del evangelio de hoy volviéndose a casa tras la muerte de Jesús de Nazareth, es como si hubieran dado el partido por perdido (¡sin esperar a la prórroga!), y vuelven a casa desengañados, comentando las jugadas clave y los fallos de la defensa o del árbitro. Pero el fallo de Cleofás y su compañero consiste en que ellos eran discípulos del Señor. Se supone que deberían haber permanecido en el campo hasta el final de la contienda. Pero cuando las cosas se pusieron difíciles, se escondieron y cuando el partido pare que va terminar en goleada, se vuelven a su casa realizando un “frío análisis”.

Y entonces aparece Jesús y con sus explicaciones, va despertando en ellos la ilusión perdida: “Pero ¿qué os pasa? ¿Por qué os habéis marchado tan pronto? ¿No entendéis que este partido se gana al final, y por remontada?”. Y los ojos de aquellos hombres van volviéndose hacia el Calvario… “Quédate con nosotros”, porque contigo no nos sentimos derrotados… Y entonces empiezan a verle. Fue un instante, una décima de segundo… ¡Pero el partido ya está ganado! ¡Hay que volver, hay que volver a Jerusalén! Allí están los Apóstoles celebrando la Victoria!

A María, que es nuestra Capitana, le entregaremos la copa, y Ella en su humildad la pondrá a los pies de su Hijo.

Presentamos el testimonio del ceremoniero pontificio monseñor Konrad Krajewski, publicado en “L’Osservatore Romano”.

Estábamos de rodillas en torno al lecho de Juan Pablo II. El Papa yacía en penumbras. La suave luz de la lámpara iluminaba la pared pero él era bien visible. Cuando llegó la hora de la que, pocos instantes después, todo el mundo habría sabido, de improviso el arzobispo Dziwisz se levantó. Encendió la luz de la habitación, interrumpiendo así el silencio de la muerte de Juan Pablo II. Con voz conmovida, pero sorprendentemente firme, con el típico acento de montaña, alargando una de las sílabas, comenzó a cantar: “A Ti, oh Dios, te alabamos, a Ti, Señor, te confesamos”. Parecía un tono proveniente del cielo. Todos mirábamos maravillados a monseñor Stanislaw [su secretario personal nde.]. Pero la luz encendida y el canto de las palabras que seguían – “A Ti, eterno Padre, toda la tierra te venera…” – daban certeza a cada uno de nosotros. He aquí – pensábamos – que nos encontramos en una realidad totalmente diversa. Juan Pablo II ha muerto: quiere decir que él vive para siempre. Aunque el corazón sollozaba y el llanto estrechaba la garganta, comenzamos a cantar. Ante cada palabra nuestra voz se volvía más segura y más fuerte. El canto proclamaba: “Vencedor de la muerte, has abierto a los creyentes el reino de los cielos”. Leer el resto de esta entrada »

Una bomba de agua en un desierto

Lunes, 25 abril, 2011

Un hombre estaba perdido en el desierto, destinado a morir de sed. Por suerte, llegó a una cabaña vieja, desmoronada sin ventanas, sin techo. Mirando a su alrededor, vio una vieja bomba de agua, toda oxidada. Se arrastró hacia allí, tomó la manivela y comenzó a bombear, a bombear y a bombear sin parar, pero nada sucedía. Desilusionado, cayó postrado hacia atrás, y entonces notó que a su lado había una botella vieja. La miró, la limpió de todo el polvo que la cubría, y pudo leer que decía: “Usted necesita primero preparar la bomba con toda el agua que contiene esta botella, después, por favor tenga la gentileza de llenarla nuevamente antes de marchar”.

El hombre desenroscó la tapa de la botella, y vio que estaba llena de agua… ¡llena de agua! De pronto, se vio en un dilema: si bebía aquella agua, era seguro que él podría sobrevivir al menos unas horas más, pero si la vertía en esa bomba vieja y oxidada, tal vez obtendría agua fresca, bien fría, del fondo del pozo, y podría tomar toda el agua que quisiese, o tal vez no, tal vez, la bomba no funcionaría y el agua de la botella sería desperdiciada. ¿Qué debiera hacer? ¿Derramar el agua en la bomba y esperar a que saliese agua fresca… o beber el agua vieja de la botella e ignorar el mensaje? Pero ¿y si la bomba funcionaba? ¿Beber aquella agua  no implicaría condenar a morir de sed a todos aquellos que pasaran por allí en adelante? Sí, su egoísmo, además de estéril -aquella agua solo podía ofrecerle una pocas horas más de vida en aquel desierto-, condenaría a los demás. 

Al final, derramó toda el agua en la bomba, agarró la manivela y comenzó a bombear, y la bomba comenzó a rechinar, pero ¡nada pasaba! La bomba continuaba con sus ruidos y entonces de pronto surgió un hilo de agua, después un pequeño flujo y finalmente, el agua corrió con abundancia… Agua fresca, cristalina. Llenó la botella y bebió ansiosamente, la llenó otra vez y tomó aún más de su contenido refrescante. Enseguida, la llenó de nuevo para el próximo viajante, la llenó hasta arriba, tomó la pequeña nota y añadió otra frase: “Créame que funciona, usted tiene que dar toda el agua, antes de obtenerla nuevamente”.

Hay muchas lecciones que podemos extraer de esta historia. No te animas amigo mío a mantener encendida  la cadena de la luz de la fe, y afrontar el riesgo que esto supone. ¡Anímate¡ ¡Vale la pena unirse a esta cadena que lleva ya 2000 años y por la que han pasado millones y millones de personas. ¡Vamos a confiar y a dar toda el agua! para que así otros puedan seguir obteniendo de esa agua de vida que salta hasta la vida eterna. 

Un poco de propaganda

Lunes, 25 abril, 2011

Una cámara como esta nos hubiera venido bien en la última convivencia. Mientras tanto, por ahora, con el móvil nos apañamos muy bien y salieron bien las fotos.

Feliz Pascua de Resurrección

Lunes, 25 abril, 2011

Lo primero, Feliz Pascua de Resurrección!!

Y luego, pedir disculpas porque he tenido abandonado el blog casi toda la semana santa. He estado estos días en un encuentro de jóvenes  ENJUVE  que se desarrollaba en el santuario de Torreciudad.

Aquí os dejo con este vídeo de la bendición Urbi et Orbe de benedicto XVI desde el Vaticano:

Y como algunos de los que viven conmigo también han estado en el UNIV, aquí va este otro vídeo de romereports.com en el que vemos como el Papa ha saludado a diez representantes de los 3.500 jóvenes del Congreso Univ 2011. Como regalo le han llevado un libro con mensajes de agradecimiento a Juan Pablo II y una enorme cesta de dulces.

Una última cosa, este vídeo en el que el Papa responde a las preguntas de espectadores de la televisión italiana:

El tranquilo mediador

Jueves, 21 abril, 2011

Seguimos con los caracteres humanos. Esta vez le toca al tranquilo. Aquí ponemos algunas características que nos parecen más significativas. Estas ideas están sacadas de varias páginas de internet, de la observación personal y de comentarios de algunos buenos amigos.

Definición

Es la resistencia a profundizar en uno mismo. Vive como anestesiado con respecto a sí mismo, desconectado de sus propias emociones y pensamientos, y evitando inconsciente todo lo que pueda despertarlo de su “sueño” existencial. Al no estar en contacto con sus propias necesidades, suelen vivir la vida a través de la de otros, volcándose en proyectos ajenos. Prefiere dejar a otros, evitando los conflictos y no afrontando los problemas.

Es el tipo sobreadaptado, conformista y bondadoso, aparentemente tranquilo. Alguien de quien se dice “no tiene personalidad”. Tiene mucha dificultad para las confrontaciones directas y suele transigir demasiado o minimizar los conflictos por mantener la paz. Es la persona que en aras de “no tener problemas con nadie”, por la mañana está de acuerdo con alguien y por la tarde con otro, así entre ambos haya diferencias grandes de opiniones. Pueden llegar a ser obsesivamente ambivalente, considerando todos los puntos de vista.

Es la tendencia a abandonarse, a inactividad, a dejar para mañana lo que tendría que haber hecho hoy, a dejarse influir por el humor del momento o por las decisiones de los demás. Sus desasosiegos son las “omisiones” y las cosas que no han hecho, las oportunidades que han perdido y las cualidades que han reprimido y han mantenido ocultas.

De aspecto sano, se parecen al campesino satisfecho, Sancho Panza. Tapan la realidad para no enfrentar el dolor. “La vida es simple, no sé por qué la gente se complica“. Aparenta no tener problemas, si bien va experimentando un empobrecimiento.

Manifestaciones

Este carácter  puede presentar las siguientes manifestaciones: Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 522 seguidores

%d personas les gusta esto: