“Seductora generosidad”

Martes, 15 marzo, 2011

Seguimos con los caracteres, esta vez le toca al orgullo. Ya vinos algunas descripciones sobre este carácter en el orgulloso. Seguimos, aquí analizando más lo que es el orgullo.

Es el tipo humano menos dado a sentirse en falta (evade así el sufrimiento, la vergüenza y la culpa). Mientras que la mayor parte de las personas sufren la distancia que los separa de su ideal, el orgulloso, confundido como está con su ideal, goza de sí. Es precisamente esta falta de autocrítica lo que le lleva a sentirse superior, estupendo, digno de deferencia, importante. Pero, y este es su drama, la necesidad de demostrase que es realmente así (y no un espejismo), genera una gran necesidad de llegar a ser muy querido, como prueba y como corresponde a su gran autoimagen.

El orgullo es un sentimiento de superioridad, por el cual nos sentimos mejores de lo que somos en realidad. Este sentimiento puede expresarse como una actitud arrogante. Pero lo más habitual es que pase inadvertido a los demás. La persona que «verdaderamente» tiene una buena opinión de sí misma irradia su autocomplacencia de tal forma que es fácilmente compartida por quienes le rodean. Tan convencida está de sus méritos que no siente que tenga que convencer a otros, y ni siquiera a sí misma; más bien goza del resultado de esta autoinflación; se siente (y quiere sentirse así) bien con ella misma. Se trata de que la persona a pesar de la aparente libertad con que siente y expresa sus emociones, no se permite saber lo que siente… esta es su mentira.

Su estrategia no será la disciplina (ira), ni en el control de sí mismo (vanidad), sino esa virtud suprema que es la capacidad amorosa. Sintiéndose lleno de amor, la persona orgullosa se siente «gran» persona, capaz de dar a los demás y merecedora de recibir lo mejor de ellos. Y es «verdaderamente» una persona cariñosa… Pero no quiere al otro por el otro, sino para sentirse capaz de amar, y por lo tanto una persona completa y digna de ser amada. Pero por más que la naturaleza seductora de su amor sea visible para los demás, difícilmente lo es para ella misma.

Constituyen el más «amoroso» de los caracteres. Es natural que los caracteres seductores se muestren más amorosos. Pero el que los orgullosos parezcan no tener problemas en ser amorosos, no significa que no tengan problemas con el amor. En tanto que se esmera en ofrecer un amor maravilloso, único y extraordinario, sus exigencias son también extraordinarias. Las necesidades neuróticas no se sacian en el mundo real, porque su naturaleza pasional es la de un pozo sin fondo.

Pero el orgulloso espera siempre un lecho de rosas, y las críticas, la impaciencia, el enojo y otras reacciones naturales ante sus propios defectos constituirán no sólo heridas a su sensibilidad sino, fundamentalmente, heridas a su imagen: idealizada, maravillosa, siempre deleitable e incomparable. Tales frustraciones, naturalmente, serán factores de desenamoramiento y poco le interesa a este carácter apasionado una relación sin enamoramiento. De ahí el patrón característico de una búsqueda apasionada del amor que va de relación en relación -terminando cada vez en desencanto o aburrimiento; lo suficiente para que su anhelo de amor, no colmado, busque nuevo objeto.

 

Por de pronto es claro que el amor a Dios le interesa relativamente poco. Hay en él poca cabida para «objetos ideales», tan amante del contacto. Su vida amorosa está hecha de una combinación de amor al prójimo y de amor a sí mismo -sólo que en esta combinación, como veníamos viendo, el primero esconde al segundo. El amor al prójimo se sitúa en un segundo lugar, entre el amor a sí mismo y el amor a Dios, aunque sea el que llama verdaderamente la atención.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 552 seguidores

%d personas les gusta esto: