Comienza un nuevo curso

Miércoles, 30 septiembre, 2009

amanecer

amanecer

Cuando una gran empresa convoca una junta general ordinaria de accionistas, tras el anuncio de la convocatoria se suceden largas reuniones, planificaciones cuidadosas y minuciosas previsiones de cuanto en ella ha de comunicarse y solucionarse. Todo se calcula, de modo que nada se escape de las manos de quienes controlan el negocio. Es necesario “ir por delante”.

Hay, afortunadamente, otro tipo de anuncios… Me refiero a los marcados un estallido de gozo, de alarma, o de tristeza… Me refiero a esos acontecimientos en los que siempre vamos por detrás, cautivados por la alegría, el pánico, o el dolor ¿Os imagináis que, después de obtener la victoria en una final de fútbol, ante cien mil espectadores, el equipo vencedor celebrara una junta ordinaria para decidir cómo celebrarlo y, eligieran a cinco portavoces que levantaran los brazos, mientras los demás permaneces quietos? ¡Pues no! Lo que surge es lanzarse al campo y gritar a pleno pulmón, si mientras se da la vuelta al campo con la copa en la mano. Lo mismo ocurre ante un incendio que se declara, ante la muerte de un ser querido y cercano, de nada valen planificaciones o técnicas: el hombre va por detrás, cautivado por la situación, y obediente a la urgencia del momento.

Pues bien,de algún modo podemos pensar que nos encontramos en uno de esos momentos ¡Comienza un nuevo curso! La vuelta de las vacaciones, la casa “patas arriba”, el reencuentro con el trabajo y con los compañeros… Todo ello marca como un nuevo ciclo, una especie de “volver a empezar”, y este es el nervio de esta confidencia: ese “volver a empezar” es, en definitiva, algo profundamente cristiano.

La vida de quienes amamos a Dios debe ser eso, un permanente “volver a empezar”: renovados el empeño y el entusiasmo, con nuevos propósitos de entregarnos a Dios y a los demás, comencemos este nuevo curso con un optimismo perseverante.

Cuando era niño me encantaba estrenar los libros nuevos, y aquellos cuadernos inmaculados. Pues, aprovechemos el momento, situémonos ante él como si se tratara de un folio en blanco: todo está por escribir, y aún podemos hacerlo con muy buena letra. Estamos de estreno.

Estrenemos ojos. Miremos a nuestros compañeros de trabajo, a nuestros vecinos y familiares, de un modo nuevo. También ellos nacen hoy para nosotros; recibámosles a todos con una sonrisa, con la sonrisa de Cristo.

Estrenemos corazón. Estrenaremos el Corazón de Cristo: roto, pero nuevo.

Estrenemos horario. Reserva, este curso, un tiempo para Dios: un ratito diario, con hora fija, para la oración; otro ratito para la Ssma. Virgen, en el que rezaremos el ángelus, o el rosario, o, mejor, ambos; algunos días de la semana quizá puedas acercarte a participar de la Eucaristía; otros puedes hacer una breve visita a Jesús sacramentado… Ojos, corazón, horario… Estamos de estreno. Ilusiónate con este nuevo comienzo, con este folio en blanco: aún puedes hacer muy buena letra. Que Dios te bendiga, y que tengas un feliz nuevo curso.

Dos noticias de España

Martes, 29 septiembre, 2009

Ya sabéis que no me gusta entrar en este tipo de cuestiones, pero aquí os pongo dos notas breves que me han parecido muy sugerentes.

Biología

Las hijas de zapatero

Las hijas de zapatero

Algo extraordinario debe de producirse en el interior de una muchacha el día que cumple 16 años. La víspera de tan señalado cumpleaños nadie debe fotografiarla sin permiso de sus progenitores, por mucho que los propios progenitores comparezcan con ellas en el lugar del mundo que más atención merece por parte de los fotógrafos. Al día siguiente, oh sorpresa, un ginecólogo (o una ginecóloga, que quede claro) podrá practicar un aborto a esa adolescente, sin que sus padres tengan derecho ni siquiera a ser informados de ello.

Los Zapatero al completo posaron junto al matrimonio Obama en el Metropolitan. Posaron para la foto con el hombre más poderoso del mundo, pero luego se hizo lo posible y lo imposible para impedir la publicación de la misma. Si Zapatero no fuese tan laico habría leído en el Evangelio de San Mateo: “Nadie enciende una vela para esconderla debajo de un celemín”. Evidentemente, tampoco Mateo conocía a Zapatero.             Cfr. santiagonzalez.blogspot.com

El bolsillo y la conciencia

El Consejo de Ministros ha aprobado a la vez la mayor subida de impuestos de la historia de la democracia y la mayor legalización del aborto de la historia de España. Todo de una sentada. Para los que volverán a decir que el aborto es una cortina de humo de la economía, las portadas de los periódicos les podrían dar una lección, si quisieran: prácticamente en todos, la noticia destacada es la subida fiscal. Duele más el bolsillo que la conciencia. ¿Cuál es la cortina de humo de cuál, entonces?

Cfr: egmaiquez.blogspot.com

Dignísima María

Lunes, 28 septiembre, 2009

Me acaba de enviar un amigo esté texto que me parece extraordinario. Espero que lo disfrutéis:

Desde hace unos años –unos cuantos, la verdad- es difícil encontrarse con un niño que tenga síndrome de Down. Antes no, antes podías cruzártelo por la calle, o verle hacer la compra o trabajar como aprendiz en un taller mecánico.

En mis recuerdos hay dos personas con ese trastorno: Pedrito y Quilo. Los dos llegaron a viejos y los dos fueron queridos y hasta famosos en su ciudad natal. Pedrito estaba todo el día en un club deportivo –el Grupo Covadonga- haciendo mil recados y encargos. Quilo, que falleció este verano, era el utillero de los equipos del colegio de los jesuitas de Gijón. Si les saludabas por la calle te devolvían el gesto, Pedro con su mirada pícara y Quilo, siempre atareado, con su inovidable: “Tengo muches coses que hacer”.

Los dos tuvieron, a su manera, una vida plena y ambos contaron con el apoyo de una familia que les aceptó al nacer y les quiso al crecer. Por eso, cuando esta primavera nació María y supimos que tenía Down, recordé a Quilo y a Pedrito y me alegré de que llegara a un hogar que iba a luchar por sacarla adelante. Los padres de María son, en el buen sentido de la palabra, buenos y también ellos desdeñaron el coro de los grillos que cantan a la luna y dicen que un niño con síndrome de Down debe morir antes de nacer. María nació. Con mil dificultades, pero nació. Yo la conocí un 6 de julio en Pamplona, mientras el cohete de San Fermín estallaba en rojo y blanco. Iba perfecta con su pañuelico, dormida en medio de la algarabía desplegada por sus hermanos y los amigos de sus hermanos.

Tras la comida y el mus reglamentario nos fuimos para casa a continuar la sobremesa. María no dijo ni mu y solo se despertó para exigir su biberón. Las navarras son así, recias. Con ojos de guardia fronterizo la cuidaban Almudena y Graciela, nueve años como nueve miuras, y en la conversación hablé de Quilo y Pedrito y todos nos reímos con sus ocurrencias. En especial, una de Pedro con el nobel Severo Ochoa, que era su tío, y del que rechazaba la paga en pesetas. “Dólares, Severo, quiero dólares”, le decía con astucia de perro viejo.

María murió hace unos pocos días. Tenía el corazón roto y no soportó una operación de 11 horas que hubiera derrotado al mismo Rafa Nadal. Lo hizo entre oraciones y tubos, lo hizo en paz, la paz que Dios da a los inocentes y a los arrepentidos. Su última batalla la libró en Madrid, acompañada de sus padres y sostenida por unos médicos que lo intentaron todo.

María se fue sin desgarro, en medio de la tristeza de una madre que la llevó con ella nueve meses y que no se rindió nunca. María se fue entre lágrimas, pero sin tragedia. Se fue al cielo, que es donde están todos los niños, los no nacidos y los recién nacidos. Se fue con toda su dignidad a cuestas. Porque nadie es más digno que otro, ni tiene más derecho a vivir porque esté sano, o sea joven, o tenga dinero. María, con su efímero discurrir en el mundo, hizo mucho bien a los que la rodearon.

Sus padres quisieron que naciera y aceptaron con entereza que se fuera. “Los hijos no son propiedad de los padres, por eso vienen y se van”.

Dignísima María.

Nacho Uría en la revista Osaca, 27 sept. 2009,

y en http://www.nachouria.com

Esta mañana de sábado ha comenzado el viaje apostólico a la república Checa de Benedicto XVI. Como siempre hacemos, le acompañaremos con nuestra oración en este su décimo tercer viaje apostólico internacional, donde permanecerá hasta el próximo lunes 28 de septiembre. Bajo el lema de “El amor de Cristo es nuestra fuerza”, esta nación del corazón de Europa recibe por cuarta vez la visita del Sucesor de Pedro, tras las tres realizadas por el Siervo de Dios Juan Pablo II.


Sábado 26 de septiembre de 2009

Roma

09.20           Salida del aeropuerto de Ciampino (Roma) hacia Praga

Praga

Praga

11.30        Ceremonia de bienvenida en el aeropuerto internacional Stará Ruzyně de Praga:

12.30        Visita a la imagen del Niño Jesús de Praga en la iglesia de Santa María de la Victoria de Praga.

16.30        Visita de cortesía al Presidente de la República en el Palacio Presidencial de Praga

17.00        Encuentro con las autoridades políticas y civiles y con el Cuerpo Diplomático en el Palacio Presidencial de Praga.

18.00        Celebración de las Vísperas con los sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas y movimientos laicales en la Catedral de San Vito, San Wenceslao y San Adalberto de Praga            

Domingo 27 de septiembre de 2009

08.45         Salida en avión desde el aeropuerto internacional Stará Ruzyně de Praga hacia Brno

Vista de la Catedral de San Pedro y San Pablo (Petrov)

Vista de la Catedral de San Pedro y San Pablo (Petrov)

Brno

09.20         Llegada al aeropuerto Tuřany de Brno

10.00         Santa Misa en el aeropuerto Tuřany de Brno   

12.00         Ángelus Domini en el aeropuerto Tuřany de Brno

12.45         Salida en avión desde el aeropuerto de Brno hacia Praga

Praga

13.20        Llegada al aeropuerto internacional Stará Ruzyně de Praga.

17.15        Encuentro ecuménico en la Sala del Trono del Arzobispado de Praga             

18.00        Encuentro con el mundo académico en el Salón de Vladislav del Castillo de Praga       

Lunes 28 de septiembre de 2009

Stará Boleslav

8.50          Visita a la iglesia de San Wenceslao en Stará Boleslav

9.45          Santa Misa en la festividad litúrgica de san Wenceslao, Patrono de la nación en la Explanada de Melnik, en Stará Boleslav

Mensaje a los jóvenes en la Explanada de Melnik, en Stará Boleslav

Praga

13.15        Comida con los obispos de la República Checa y el séquito papal en el Arzobispado de Praga

16.45        Despedida de la Nunciatura apostólica de Praga

17.15        Ceremonia de despedida en el aeropuerto internacional Stará Ruzyně de Praga  

17.45        Salida del aeropuerto internacional Stará Ruzyně de Praga hacia Roma

Roma

19.50          Llegada al aeropuerto de Ciampino (Roma).


Huso horario Roma y República Checa: + 2 UTC

El pasado, miércoles 23 de septiembre de 2009, durante su habitual audiencia general Benedicto XVI en la catequesis se ha referido a san Anselmo, como un gran teólogo y hombre de Dios.

San Anselmo nació en Aosta en el seno de una familia noble. De su madre recibió una profunda formación humana y cristiana. Guiado por Lanfranco de Pavía, prior de la abadía benedictina de Bec, estudió con diligencia las disciplinas eclesiásticas. Allí abrazó la vida monástica y fue ordenado sacerdote, siendo posteriormente elegido abad de esa comunidad. Cuando Lanfranco de Pavía fue designado Arzobispo de Canterbury, pidió a Anselmo que lo ayudara en su tarea pastoral, ya que esa comunidad pasaba una difícil situación tras la invasión de los normandos. San Anselmo trabajó en esa diócesis fructuosamente y se ganó la estima de todos. Fue nombrado sucesor de Lanfranco al frente de esa Sede episcopal, a la que se dedicó con todas sus fuerzas, defendiendo valientemente la independencia de la Iglesia del poder temporal, lo cual le costó el exilio. Cuando pudo regresar a Canterbury, se consagró a formar a su clero y al cultivo de la teología. Murió en el año mil ciento nueve.

Para el texto completo de la audiencia: Leer el resto de esta entrada »

Alguna noticias positivas

Miércoles, 23 septiembre, 2009

Paso a comentaros, algunos análisis positivos de los que he tenido noticia recientemente. Por ejemplo sabías que aunque la cohabitación juvenil está cada vez más extendida, el matrimonio sigue siendo el ideal. Así parecen demostrarlo los datos Pero los datos demuestran que la mayoría de las parejas desean casarse, aunque la cohabitación previa contribuye a retrasar el matrimonio y a hacerlo más frágil.

Visita de Benedicto XVI a la República Checa. El Papa quiere sacar a los católicos de la mentalidad de gueto y despertar su empuje en la sociedad civil.

Hipatia de Alejandría: historia y leyenda. Hipatia, filósofa en la Alejandría del siglo V, es una figura atrayente por su calidad intelectual, su rectitud de vida y por su trágica muerte. Ahora vuelve a la actualidad con la película Ágora, del director español Alejandro Amenábar.

Cobrar o no cobrar: esa no es la cuestión para la prensa en Internet. Un manifiesto de periodistas critica la campaña de importantes editores de prensa contra los servicios recopiladores de noticias.

La “transición demográfica” puesta en duda. En la mayoría de los países más avanzados se ha invertido la tendencia, y ahora desarrollo y fecundidad suben a la vez.

Google inventa otra manera de leer el periódico. Fast Flip permite hojear fácilmente hasta 40 diarios y revistas en Internet, y proporciona una experiencia más parecida a la de leer en papel.

Se busca reforzar la autoridad de los profesores. En Madrid se prepara una ley para dar rango jurídico de autoridad a los docentes de la enseñanza pública.

La cultura del sexo de pago. Antes de debatir sobre la regulación de la prostitución, habría que preguntarse qué visión de la sexualidad ha llevado a que el fenómeno haya pasado de la marginalidad a la oferta masiva.

Green insiste: “El preservativo no es la solución contra el sida”. Edward Green, experto en sida, que apoyó las declaraciones de Benedicto XVI sobre la prevención del contagio al inicio de su viaje pastoral a África, ha vuelto sobre el tema en el Meeting de Rímini.
Cómo evitar perder tiempo con el ordenador. Un ordenador ofrece hoy tantas posibilidades de distracción, que resulta difícil resistir las tentaciones y concentrarse en el trabajo. ¿Cómo lograrlo? Con un programa informático.

2001 a space odyssey o la odisea del cine

Martes, 22 septiembre, 2009

Son cada vez más las voces como la de Alfonso Basallo que  rubrican las palabras inequívocas de Paul Schrader:

“El cine se acaba, pronto será sólo historia. Ha llegado al final de su edad de oro”

Un análisis sutil sobre la suerte de dos de los motivos argumentales más típicos de la historia del cine: la épica y el amor, parecen confirmarlo. En el devenir de las tres décadas finales del siglo XX al contemplar la degeneración en violencia y estruendo de la épica de películas como Lawrence de Arabia (D. Lean, 1962); y el sexo ocupando el espacio del amor de películas paradigmáticas como Sabrina (W. Wilder, 1954)., parece necesario un nuevo cine, que salve la situación.

¿Os habéis fijado como cada vez más, el cine sugiere nuevas imágenes sobre la salvación? Películas como “Gran Torino” o “Los miserables”, etc… Es lo que está necesitando el cine actual. Triste resulta a veces la alternativa que un tipo de cine hace al relacionar la salvación a la tecnología: “Matrix”, “2001, odisea del espacio“, etc. La pregunta es si todas estas historias influyen o no en las creencias del público que las acoge con entusiasmo. Es posible que, en sí mismos considerados, estos celuloides no tengan gran trascendencia doctrinal. Pero si los vemos como heraldos de visiones culturales que se están extendiendo, entonces hay motivos para pensar que la cosa va en serio. Al final, el cine es solo un medio de difusión de ideas que llevan tiempo circulando en los ambientes intelectuales y que se han gestado años atrás en la literatura (A.C. Clark, G. Orwell, etc.) y en la filosofía.  Leí hace tiempo como Gabriel Villalonga en Aceprensa afirmaba que:

En este sentido, la red proporcionaría una experiencia de lo sagrado de características inéditas. Por una parte, como bien dice Lebkowsky, cuando uno navega descubre que no hay presencias absolutas: nada es completamente verdad y todo está permitido. Y sin embargo, también se tiene la impresión de habitar en el interior de un “Gran misterio”, una presencia inmanente a la multiplicidad de experiencias. Pero una presencia que no impone ningún contenido concreto. Y esto se compagina muy bien con la espiritualidad postmoderna: libertad para hacerse un menú personal a partir del “Gran misterio”. La unidad de la experiencia de la red como “Gran misterio” es puramente funcional, y no presupone la idea metafísica de una verdad única (y mucho menos cognoscible). Permite sumisión religiosa al mundo sin exigencias de conocimiento sobre sus causas.

El ciberespacio representa, filosóficamente, un nuevo modo de construir la identidad que no está limitado por barreras físicas y geográficas. Esto parece una superación de la naturaleza humana. Y quizá también, como dice Hans-Dieter Mutschler, llevará a un cambio en nuestro modo de concebir a Dios. Hay, sin embargo, otros elementos de la naturaleza que contribuyen igualmente a modelar nuestros espíritus y que no han cambiado: amor y odio, unión y división, paz y tregua, afirmación y negación, sexo y deseo de trascendencia.

Al final, tanto la comunidad física como la virtual construyen sobre un núcleo de naturaleza humana que no parece haber cambiado mucho en los últimos diez mil años.

“Las personas grandes son muy extrañas”

Domingo, 20 septiembre, 2009

El rey, vestido de púrpura y armiño, estaba sentado sobre un trono muy sencillo y, sin embargo, majestuoso.

El rey, vestido de púrpura y armiño, estaba sentado sobre un trono muy sencillo y, sin embargo, majestuoso.

Hacía realmente mucho tiempo que no poníamos nada de este delicioso librito: “El Principito” de Antoine de Saint-Exupery.  Aquí os dejo, con la continuación, que si no recuerdo mal es el Capítulo 10. Si se me permite una observación, me parece que lo que deberíamos cuidar más la Delicadeza, una cualidad necesaria también para cultivar la amistad. El diccionario la define así: Delicadeza (Dicc. R.A.:) finura; atención y exquisito miramiento con las personas o las cosas, en las obras o en las palabras; ternura. Su contraria: la sequedad, la aspereza, la inflexibilidad, la rigidez (“¡Con rigideces no vamos a ninguna parte!”), la dureza de corazón, la severidad excesiva, la saña cruel.

Capítulo 10

Se encontraba en la región de los asteroides 325, 326, 327, 328, 329 y 330. Para ocuparse en algo e instruirse al mismo tiempo decidió visitarlos. El primero estaba habitado por un rey. El rey, vestido de púrpura y armiño, estaba sentado sobre un trono muy sencillo y, sin embargo, majestuoso.

-¡Ah, -exclamó el rey al divisar al principito-, aquí tenemos un súbdito! El principito se preguntó: “¿Cómo es posible que me reconozca si nunca me ha visto?”

Ignoraba que para los reyes el mundo está muy simplificado. Todos los hombres son súbditos. -Aproxímate para que te vea mejor -le dijo el rey, que estaba orgulloso de ser por fin el rey de alguien. El principito buscó donde sentarse, pero el planeta estaba ocupado totalmente por el magnífico manto de armiño. Se quedó, pues, de pie, pero como estaba cansado, bostezó. -La etiqueta no permite bostezar en presencia del rey -le dijo el monarca-. Te lo prohíbo.

-No he podido evitarlo -respondió el principito muy confuso-, he hecho un viaje muy largo y apenas he dormido…

-Entonces -le dijo el rey- te ordeno que bosteces. Hace años que no veo bostezar a nadie. Los bostezos son para mí algo curioso. ¡Vamos, bosteza otra vez, te lo ordeno!

-Me da vergüenza… ya no tengo ganas… -dijo el principito enrojeciendo.

-¡Hum, hum! -respondió el rey-. ¡Bueno! Te ordeno tan pronto que bosteces y que no bosteces… Tartamudeaba un poco y parecía muy molesto, pues el rey daba gran importancia a que su autoridad fuese respetada. Era un monarca absoluto, pero como era muy bueno, daba siempre órdenes razonables. “Si yo ordenara -decía frecuentemente-, si yo ordenara a un general que se transformara en ave marina y el general no me obedeciese, la culpa no sería del general, sino mía”.

-¿Puedo sentarme? -preguntó tímidamente el principito.

-Te ordeno sentarte -le respondió el rey-, recogiendo majestuosamente un faldón de su manto de armiño. El principito estaba sorprendido. Aquel planeta era tan pequeño que no se explicaba sobre quién podría reinar aquel rey.

-Señor -le dijo-, perdóneme si le pregunto…

-Te ordeno que me preguntes -se apresuró a decir el rey.

-Señor. . . ¿sobre qué ejerce su poder?

-Sobre todo -contestó el rey con gran ingenuidad.

-¿Sobre todo?

El rey, con un gesto sencillo, señaló su planeta, los otros planetas y las estrellas.

-¿Sobre todo eso? -volvió a preguntar el principito.

-Sobre todo eso. . . -respondió el rey. Leer el resto de esta entrada »

Aprovecho que hoy es mi cumpleaños, 19 de septiembre, para hacer un poco de apología de este santo. La fama de que goza san Genaro se debe a un hecho, considerado milagroso, y que se obra todos los años en Nápoles el 19 de septiembre, aniversario de su muerte. El hecho, que según la tradición se produce desde hace 400 años, consistente en la licuefacción de la sangre del santo. Hay que añadir que no hay explicación científica a todos los elementos que rodean el misterio de la Sangre de San Genaro. Aquí os pongo este vídeo que he encontrado en youtube:

Hoy nos dice el espectador:

La sangre del mártir católico San Genaro volvió hoy  sábado a hacerse líquida en la catedral de Nápoles, en la que descansan sus restos, como parte del tradicional “milagro” del santo que se produce tres veces al año.

Según informan los medios de comunicación italianos, a las 09.57 hora local (07.57 GMT) Crescenzio Sepe, cardenal de Nápoles, ciudad cuyo patrón es San Genaro, anunció a los fieles allí congregados la licuefacción de la sangre del santo, contenida en un relicario en el que la mayor parte del año se encuentra en estado sólido.

El cardenal italiano agitó a esa hora un pañuelo blanco para informar a los fieles de que el llamado “milagro de San Genaro” se había vuelto a producir, tras lo que ofreció la posibilidad a los presentes en la catedral de Nápoles de acercarse a besar el relicario.

Continuamos con nuestros habituales comentarios sobre Benedicto XVI. Este miércoles 16 de septiembre, la catequesis pronunciada por Benedicto XVI durante la audiencia general, celebrada en el Aula Pablo VI, presentó al figura de Simeón el Nuevo Teólogo (949-1022). Entre otras cosas dijo:

¡Un punto sobre el que reflexionar, queridos hermanos y hermanas! Este santo monje oriental nos reclama a todos una atención a la vida espiritual, a la presencia escondida de Dios en nosotros, a la sinceridad de la conciencia y a la purificación, a la conversión del corazón, para que el Espíritu Santo se haga presente en nosotros y nos guíe. Si de hecho nos preocupamos justamente por cuidar nuestro crecimiento físico, es aún más importante no descuidar el crecimiento interior, que consiste en el conocimiento de Dios, en el verdadero conocimiento, no sólo tomado de los libros, sino interior, y en la comunión con Dios, para experimentar su ayuda en todo momento y en cada circunstancia.

En el fondo, esto es lo que Simeón describe cuando narra su propia experiencia mística. Ya de joven, antes de entrar en el monasterio, mientras una noche en casa prolongaba sus oraciones, invocando la ayuda de Dios para luchar contra las tentaciones, había visto la habitación llena de luz. Cuando después entró en el monasterio, se le ofrecieron libros espirituales para instruirse, pero su lectura no le procuraba la paz que buscaba. Se sentía – cuenta él – como un pobre pajarito sin alas. Aceptó con humildad esta situación, sin rebelarse, y de entonces empezaron a multiplicarse de nuevo las visiones de luz. Queriendo asegurarse de su autenticidad, Simeón le preguntó directamente a Cristo: “Señor, ¿estas verdaderamente tu mismo aquí?”. Sintió resonar en el corazón la respuesta afirmativa y fue sumamente consolado. Fue aquella, Señor – escribirá seguidamente – la primera vez que me juzgaste a mí, hijo pródigo, digno de escuchar tu voz”. Sin embargo, tampoco esta revelación le dejó totalmente tranquilo.- Se preguntaba más bien si incluso aquella experiencia no debería considerarse una ilusión. Un día, finalmente, sucedió un hecho fundamental para su experiencia mística. Comenzó a sentirse como “un pobre que ama a sus hermanos” (ptochós philádelphos). Veía en torno a sí muchos enemigos que querían tenderle insidias y hacerle el mal, pero a pesar de ello advirtió en sí mismo un intenso trasnporte de amor hacia ellos. ¿Cómo explicarlo? Evidentemente no podía venir de él mismo semejante amor, sino que debía brotar de otra fuente. Simeón entendió que procedía de Cristo presente en él y todo se le aclaró: tuvo la prueba segura de que la fuente del amor en él era la presencia de Cristo y que tener en sí un amor que va más allá de mis intenciones personales indica que la fuente del amor está en mí. Así, por una parte, podemos decir que sin una cierta apertura al amor, Cristo no entra en nosotros, pero por otra, Cristo se convierte en fuente de amor y nos transforma. Queridos amigos, esta experiencia es muy importante para nosotros, hoy, para encontrar los criterios que nos indiques si estamos realmente cerca de Dios, si Dios existe y vive en nosotros. El amor de Dios crece en nosotros si permanecemos unidos a Él con la oración y con la escucha de su palabra, con la apertura del corazón. Solamente el amor divino nos hace abrir el corazón a los demás y nos hace sensibles a sus necesidades, haciéndonos considerar a todos como hermanos y hermanas e invitándonos a responder con amor al odio y con el perdón a la ofensa.

A continuación puedes leer la audiencia completa (traducción gentileza de Zenit) Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 523 seguidores

%d personas les gusta esto: