Dos Cartas de Amor: acerca de las discusiones y sobre la indiferencia

Miércoles, 26 agosto, 2009

Esta entrada es continuación de La técnica de la “carta de amor”. Allí apuntábamos algunas ideas y ahora seguimos con estos ejemplos que Jonh Gray escribe en su libro “Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus”.

Una Carta de Amor acerca de las discusiones

Michael y Vanesa no se pusieron de acuerdo acerca de una decisión financiera. En pocos minutos se trabaron en una discusión. Cuando Michael observó que estaba empezando a gritar, se calló, respiró profundamente y dijo: “Necesito algo de tiempo para pensar acerca de esto y después hablaremos”. Luego se fue a otra habitación y escribió sus sentimientos en una Carta de Amor.

Después de escribir la carta estaba en condiciones de regresar y analizar la cuestión en forma más comprensiva. Como resultado de ello pudieron resolver su problema con afecto. Esta es la Carta de Amor:

Querida Vanesa:

1. Ira: Estoy enojado por tu excesiva emotividad. Estoy enojado porque sigues malinterpretándome. Estoy enojado porque no puedes permanecer tranquila cuando hablamos. Estoy enojado porque eres demasiado sensible y te sientes herida fácilmente. Estoy enojado porque no confías en mi y me rechazas.
2. Tristeza: Estoy triste porque discutimos. Me duele sentir tus dudas y desconfianza. Me duele perder tu amor. Estoy triste porque peleamos. Estoy triste por no estar de acuerdo.
3. Temor: Temo cometer un error. Temo no poder hacer lo que quiero sin perturbarte. Temo compartir mis sentimientos. Temo que me hagas sentir mal. Temo parecer incompetente. Temo que no me aprecies. Temo hablar contigo cuando estas tan perturbada. No sé que decir.
4. Pesar: Lamento que te haya lastimado. Lamento no estar de acuerdo contigo. Lamento haberme puesto tan frío. Lamento oponerme tanto a tus ideas. Lamento apresurarme a hacer lo que quiero. Lamento no valorar tus sentimientos. No mereces ser tratada de esa forma. Lamento haberte juzgado.
5. Amor: Te amo y quiero solucionar esta situación. Pienso que ahora puedo escuchar tus sentimientos. Quiero apoyarte. Comprendo que herí tus sentimientos. Lamento haber invalidado tus sentimientos. Te amo tanto. Quiero ser tu héroe y no quiero simplemente estar de acuerdo en todo. Quiero que me admires. Necesito ser yo y te apoyo para que seas tu misma. Te amo. Esta vez cuando hablemos mostraré más paciencia y comprensión. Tú lo mereces.

Te amo, Michael

PD. La respuesta que me gustaría escuchar es: “Te amo, Michael. Realmente aprecio que seas un hombre tan cuidadoso y comprensivo. Confío en que podamos solucionar esta situación”.

Aquí va otro ejemplo:

Una Carta de Amor acerca de la indiferencia

Jim estaba por irse al día siguiente en un viaje de negocios. Esa noche, su esposa, Virginia, trató de crear cierta intimidad. Llevó un mango a su habitación y le ofreció un poco. Jim estaba concentrado leyendo un libro en la cama y comentó brevemente que no tenía hambre. Virginia se sintió rechazada y se fue. Interiormente se sentía herida y enojada. En lugar de regresar y lamentarse sobre su grosería e insensibilidad, escribió una Carta de Amor.

Después de escribir esa carta, Virginia, al sentirse más dispuesta a aceptar y perdonar, regresó a la habitación y dijo: “Esta es nuestra última noche antes de que te vayas, pasemos algo de tiempo especial juntos”. Jim bajó su libro y tuvieron una noche encantadora e íntima. El hecho de escribir una Carta de Amor le dio a Virginia la fuerza y el amor para persistir más directamente en captar la atención de su pareja. Ni siquiera tuvo la necesidad de compartir su Carta de Amor con su pareja. Esta es su carta:

Querido Jim:

1.Ira: Me siento frustrada de que quieras leer un libro y esta sea nuestra última noche juntos antes de que te vayas. Estoy enojada porque me ignoras. Estoy enojada porque no quieres pasar estos últimos momentos juntos. Estoy enojada porque no pasamos más tiempo juntos. Siempre hay algo más importante que yo. Quiero sentir que me amas.

2.Tristeza: Estoy triste porque no quieres estar conmigo. Estoy triste porque trabajas tanto. Siento que ni siquiera notarías si yo no estuviera aquí. Me entristece que siempre estés tan ocupado. Me entristece que no quieras hablarme. Me siento herida de que no te importe. No me siento especial.

3.Temor: Temo que ni siquiera sepas por que estoy perturbada. Temo que no te importe. Temo compartir mis sentimientos contigo. Temo que me rechaces. Temo que estemos apartándonos. Estoy asustada de no poder hacer nada al respecto. Temo aburrirte. Temo no gustarte.

4.Pesar: Me siento incómoda por querer pasar el tiempo contigo cuando ni siquiera te importa. Lamento parecer exigente. Lamento no mostrar más afecto y aceptación. Lamento haberme mostrado fría cuando no quisiste pasar el tiempo conmigo. Lamento no haberte dado otra oportunidad. Lamento haber dejado de confiar en tu amor.

5. Amor: Te amo. Por eso traje el mango. Quise hacer algo para complacerte. Quise pasar un tiempo especial juntos. Sigo deseando pasar una noche especial. Te perdono por mostrarte tan indiferente hacia mí. Te perdono por no responder de inmediato. Comprendo que estuvieras en medio de una lectura. Pasemos una noche íntima y afectuosa.

Te amo, Virginia

PD. La respuesta queme gustaría escuchar: “Te amo, Virginia y también quiero pasar una noche afectuosa contigo. Te voy a extrañar”.

About these ads

8 Responses to “Dos Cartas de Amor: acerca de las discusiones y sobre la indiferencia”


  1. [...] Una Carta de Amor acerca de la indiferencia [...]

  2. Anónimo Says:

    UN CUENTO
    Hace 19 años empecé un camino en el que me ofrecieron varias oportunidades para recorrerlo
    tenía un tope de pasta, 3 millones de pelas, que podía invertir en varios vehículos
    el coche de San Fernando
    un deportivo
    una bici de montaña
    y el resto de la pasta para imprevistos

    Como soy una mujer muy práctica decidi gastarme el dinero en la bici y en comprar varios repuestos, entre otras cosas porque eran más baratos y sabía ponerlos sola
    después descubrí que los dos primeros años nos llevaban en autobus a todas partes con la suerte que podía meter la bici en el maletero……….
    paso el tiempo y empecé a andar el camino en mi estupenda bicicleta
    de vez en cuando alguna de las que había comprado el coche se empeñaba en que le echase gasolina a la bici para que fuese más rápido y yo lo hacia para tener la fiesta en paz echando lo menos posible para no gastar y para no poner perdida la bici……..
    pues de vez en cuando alguna de las del vehículo deportivo tiraba una colilla y me encendía la bici y ésta se ponía a arder con los restos de gasolina……….
    con santa paciencia me ponía a repararla con lo que llevaba en la mochila, gruñía un rato y luego seguía pedaleando……..
    de vez en cuando veía alguna herida por las del deportivo, pues en su velocidad se les olvidaba que otras iban andando (las que se habían quedado sin pasta para las reparaciones o más gasolina), y se las llevaban por delante………..
    algunas se quedaban tan graves que las tenían que sacar del camino o se salían del camino del impacto………..
    la ventaja de la bici es que te permite ver a esa gente y cuidarle, aunque te retrasen en tu camino tiene la ventaja de hacer agradable el camino…………..
    ahora estoy en una de esas etapas de que alguna del coche se le cayó una colilla y me han incendiado la bici y esta vez a ver como la arreglo pues con este calor no me quedan ni ganas………….
    pero bueno alguna de las que he ayudado por el camino me adelanta, me sonrié y me ayuda con la bici y con la paciencia y vuelvo a recomenzar…………
    con la tranquilidad que me da el saber que me puedo equivocar en muchas cosas pero en el camino y en la bici no me equivoco fue una buena elección…..
    cuando hay cuesta arriba bajo de la bici y voy andando
    y cuando hay cuesta abajo disfruto de la velocidad pendiente de los frenos no me la vaya a pegar…………
    y aquí seguimos…..
    y colorín colorado este cuento se ha acabado

  3. carol Says:

    Hola excelente tecnica, los felicito

  4. matias Says:

    hola soy matias y te quiero aser una pregunata por que no ponen poemas mas cortos

  5. wilcelis oronel Says:

    hola soy wilcelis y te quiero hacer una pregunta porque el amor es bellooooooooooooooo

  6. marchu Says:

    supongo porque son poemas…

  7. alfredo. Says:

    Es muy gacha la Indiferencia, La Discusion, Y por ultimo la Soledad.
    A veces pienso que es mejor estar Solo Que Mal Acompañado’.
    dia tra’s dia vivir con miedos, desconfianzas y discusiones, no deja nada bueno…


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 559 seguidores

%d personas les gusta esto: