Ella necesita tranquilidad y él necesita aliento

Lunes, 18 mayo, 2009

Cuando un hombre muestra repetidas veces que se interesa, comprende, respeta, convalida y se dedica a su pareja, entonces la sexta y última necesidad primaria de ella de ser tranquilizada se ve satisfecha. Una actitud tranquilizadora le transmite a una mujer el mensaje de que es constantemente amada.

Un hombre comete habitualmente el error de pensar que una vez satisfechas todas las necesidades primarias de amor de la mujer y al sentirse feliz y segura, ella debería saber que de allí en adelante será amada. Esto no es así. Para satisfacer la sexta necesidad primaria de amor de la mujer, el debe recordar que será necesario tranquilizarla una y otra vez.

Del mismo modo, un hombre necesita fundamentalmente ser alentado por una mujer. La actitud alentadora de una mujer le da esperanza y coraje al confiar en sus capacidades y en su carácter. Cuando la actitud de la mujer expresa confianza, aceptación, aprecio, admiración y aprobación, ello alienta al hombre a ser todo lo que pueda ser. El sentirse alentado lo motiva a brindarle a su mujer la tranquilidad que necesita.

Cfr. “Los hombres son de Marte, las mujeres de Venus” de J. Gray

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 543 seguidores

%d personas les gusta esto: