Este método no puede clasificarse como “anticonceptivo”, es un abortivo de preimplantación / emergencia. Este post es continuación de “contracepción de emergencia” .

Es un método de control de la natalidad poscoital y se desarrollo a finales de los setenta. La acción abortiva de este método consiste principalmente en su efecto inhibidor directo sobre el endometrio, lo cual dificulta grandemente la implantación del embrión humano de 5 o 6 días (cfr. A. Kubba y colaboradores: “The Biochemistry of human Endometrium Alter Two Regimens of Poscoital Contraception”, de 1986). La dosis hormonal ingerida por una mujer que siga el método Yuzpe es siete veces mayor que la de la píldora anticonceptiva diaria, lo cual debería impresionarnos. En principio esta dosis puede interferir la comunicación bioquímica entre el embrión y el endometrio materno que normalmente existe desde antes de la implantación. Esta comunicación embrión-madre necesaria y organizada se ha llamado “diálogo embrional”, se trata de un “diálogo exquisito” entre el embrión humano (en fase de blastocisto) y el endometrio materno. Pues bien, el método Yuzpe bloquearía este diálogo indispensable para el ajuste progresivo de un proceso en sí mismo tan complicado como es la implantación.

Un último asunto. El prospecto dado por la FDA entre los tres modos que puede funcionar el producto enumera el de la ovulación retrasa o impedida. Y efectivamente, la investigación ha demostrado que, si se toma antes de la ovulación, el método Yuzpe puede retrasar la ovulación entre 1 a 10 días. Pero un retraso de 1 día seguiría permitiendo la fecundación (los espermatozoides siguen vivos dentro de la mujer varios días); pero lo seguro es que la implantación es poco probable.

Este método no puede clasificarse como anticonceptivo, es un abortivo de preimplantación / emergencia

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 543 seguidores

%d personas les gusta esto: