De Ein Gev al monte Tabor

Viernes, 8 febrero, 2008

Cuando terminamos de comer en Ein Gev, subimos al minibús que nos llevaría hasta la falda del monte Tabor. Pero antes hicimos una parada en Yardenit. Se trata de un kibutz (Kibbut Kinneret) que, por ser un sitio donde las aguas de Jordán nada más salir del lago se remansan, se ha convertido en el lugar bautismal por antonomasia. Allí es frecuente, como nos ocurrió a nosotros, encontrar grupos de peregrinos que poniéndose una túnica blanca se sumergen en aquellas aguas tranquilas del río y recuerdan así el Bautismo del Señor y el propio bautismo. Por nuestra parte leímos la escena del Evangelio correspondiente y renovamos las promesas bautismales, pero no nos metimos en el agua… El mensaje del Papa para el miércoles de ceniza precisamente plantea este tiempo de cuaresma como un itinerario bautismal.

En realidad, no fue allí donde se bautizó el Señor; según los datos del Evangelio fue en Bethábara, la Betania del otro lado del Jordán, en el valle de Beth Hogla o wadi Al Kharrar, que era donde bautizaba Juan. No pudimos ir allí, porque además de estar lejos y prácticamente abandonado, resulta difícil acceder pues se trata de un lugar fronterizo entre Israel y Jordania. El gobierno Israelí ha autorizado recientemente a la Custodia volver a realizar la peregrinación que de siempre se hizo en la víspera de la Epifanía en conmemoración del bautismo de Jesús (que era precisamente el siguiente domingo 13 de enero); esperemos que con el tiempo se pueda recuperar aquel lugar.

Se estaba bien a esa hora de la tarde en Yardenit pero debíamos continuar. Mientras nos alejábamos del lago rumbo oeste y ascendíamos poco a poco hacia el valle fértil de Esdrelón, se divisaba con claridad, ya en la otra orilla del Jordán, los altos de Golán y un poco más hacia el sur, la zona de los montes de Galaad. Iba poco a poco cayendo la tarde…

De repente le vimos. Allí estaba, imponente, esbelto se erguía el monte Tabor dominando toda aquella fértil llanura de Galilea. La cumbre se encuentra a 588 m sobre el nivel del mar, en tiempo de los cruzados se hizo una escalera para ascender a la cima, con más de cuatro mil escalones. Actualmente solo puede subirse en taxi o coche, por un camino angosto que asciende serpenteando y dejando ver el precipicio a pocos metros. Mientras subíamos pensaba: ¿por qué querría el Señor transfigurarse en un lugar como este, lejos de donde vivía, y que para llegar hasta allí exige el gran esfuerzo físico de una larga ascensión? ¿Quizás pensó que así nos entraría por los ojos que, para llegar a Dios, hay que poner también algo de esfuerzo humano, el esfuerzo de los sentidos y de las potencias?…

Allí, en la cumbre, desde donde se disfruta de un panorama maravilloso, hay una bella iglesia, que conmemora aquella secuencia del Evangelio en la que se dice que Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a Juan, y los llevó a ellos solos aparte a un monte alto, y se transfiguró ante ellos (Mc 9,2). Aquella visión dio tal gozo a Pedro que le hizo exclamar: ¡hagamos tres tiendas! ¡Como me gustaría, Señor, poder participar de esa visión tuya! Sé muy bien, que sólo si te busco y te trato de verdad y si te amo, me lo concederás algún día, Señor.

Hicimos la oración tranquilamente aquella tarde. Se empezó a poner el sol y progresivamente se iba oscureciendo. Bajamos y tomamos el autobús que nos estaba esperando para regresar a Tiberiades. Terminábamos así este primer día de peregrinación por tierra santa. Fue un día intenso en el que nos parecía ir como en una nube. Nuestro guía, Santiago, nos insistía en que dejáramos al corazón libre y que no nos diese apuro llorar –como así ocurrió varias veces- y comentar cosas espirituales entre nosotros, que nos ayudarían a grabar en la memoria todos aquellos acontecimientos. Y efectivamente, ahora que ya ha pasado un tiempo, siguen gravados como algo imborrable en la memoria aquellos gozosos momentos.

About these ads

One Response to “De Ein Gev al monte Tabor”

  1. Alicia Says:

    Le he dado un premio que tiene unas condiciones . Pasese por mi blog y siga las instrucciones . Espero que le guste la idea.

    http://www.cosyblog.blogspot.com

    Saludos

    Alicia A


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 552 seguidores

%d personas les gusta esto: