Tener tranquila la conciencia

Martes, 20 noviembre, 2007

La conciencia tiene la cualidad de advertir la congruencia o incongruencia de nuestra conducta, y nos invita —si está bien formada— a elevarla hacia la verdad moral que anhela y busca, y siempre en libertad. Por eso la formación de la conciencia es algo decisivo, porque como decía un conocido mío: uno, o vive como piensa o acabará pensando como vive, sin darse ni cuenta

Por eso, formarse bien la conciencia exige un deseo eficaz de hacerlo —leyendo, pensando, comentando con otras personas— y exige, sobre todo, esforzarse por vivir en armonía con ella. Porque así como el exceso de comida o la falta de ejercicio pueden estropear la buena forma de un atleta, el hecho de actuar en contra de la verdad moral puede llenar de oscuridad nuestra sensibilidad interior y embotar nuestra conciencia.

Hay mucha, demasiada, gente que no se preocupa por formarse porque, dicen, no tiene mayores aspiraciones: se conforman con su nivel, y les parece que es suficiente para el tipo de problemas que se les plantean. Estas actitudes tan conformistas encierran serios peligros. No luchar por la propia superación equivale a entregarse en brazos de la pereza e inercia, a renunciar a muchas realidades a las que estamos llamados y, en consecuencia, a arriesgarse a hipotecar seriamente la vida.

Hay que pensar, además, que algún día, quizá dentro de muchos años o quizá dentro de pocos, es muy posible que nos encontremos con dificultades mayores que las actuales, o que nos sintamos angustiados ante decisiones, reveses o tentaciones verdaderamente duras y entonces echaremos de menos la falta de recursos morales para superarlos. Con nuestra vida de ahora estamos condicionando en buena parte si el día que lleguen esas dificultades, fracasaremos miserablemente o las superaremos. Por eso, como los buenos deportistas, es muy conveniente prepararse mediante un proceso constante de mejora personal.

Cfr. http://www.interrogantes.net

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 567 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: