El diamante (y el alma)

Viernes, 25 julio, 2014

descargaMañana salgo y estaré unos días (hasta el 6 de agosto) de Campamento con unos 100 muchachos cerca de Barkisimeto. No sé cómo estarán allí las cosas de internet. Ya sabéis que procuraré poner alguna cosa en el blog cada día si es posible.

Aquí os dejo con esta antigua anécdota:

 

Una multitud le rodeaba. El orgullo del instante se le subió a la cabeza. Corrió a su camarote y cogió el diamante. Luego explicó a la gente que ese diamante constituía todos los ahorros de su vida, para así crear mayor impresión. Enseguida comenzó a hacer malabarismos con el diamante en la cubierta del barco. Estaba arriesgando más y más. En cierto momento lanzó el diamante muy alto en el aire y la muchedumbre se quedó sin aliento. Sabiendo lo que el diamante significaba, todos le rogaron que no lo hiciera otra vez. Impulsado por la excitación del momento, lanzó el diamante mucho más alto. La multitud de nuevo perdió el aliento y después respiró con alivio cuando recuperó el diamante. Teniendo una total confianza en sí mismo y en su habilidad, dijo a la multitud que lo lanzaría en el aire solo una vez más, pero esta vez subiría tanto que se perdería de vista por un momento. De nuevo le rogaron todos que no lo hiciera. Pero con la confianza de tantos años de experiencia, lanzó el diamante tan alto, tan alto que de hecho desapareció por un momento de la vista de todos. Entonces el diamante volvió a brillar al sol. En ese momento, el barco cabeceó y el diamante cayó al mar y se perdió para siempre.

 ———————–

Nuestra alma en gracia es más valiosa que todas los tesoros y piedras preciosas del mundo. Igual que el hombre del cuento, algunos de nosotros hicimos o seguimos haciendo malabarismos con nuestras almas. Confiamos en nosotros mismos y en nuestra capacidad, y en el hecho de que nos hemos salido con la nuestra todas las veces anteriores. Con frecuencia hay personas alrededor que nos ruegan que dejemos de correr riesgos, porque reconocen el valor de nuestra alma en gracia. Pero seguimos jugando con ella una vez más… sin saber cuando el barco finalmente cabeceará y perderemos nuestra oportunidad para siempre.

san Chárbel Makhluf

Jueves, 24 julio, 2014

Aquí en Caracas, se tiene bastante devoción a san Chárbel, también llamado San Sarbelio Makhluf, que fue un presbítero de la Orden Libanesa Maronita. El cual, por amor a la soledad y para alcanzar la más alta perfección, dejó el cenobio de Annaya, en el Líbano, y se retiró al desierto, en el que sirvió a Dios día y noche, y donde vivió con gran austeridad, ayunando y orando. Murió el 24 de diciembre. Más información aquí.

Aquí os dejo con esta bonita película sobre su vida:

Leer el resto de esta entrada »

Un atardecer llegaste a mi

Miércoles, 23 julio, 2014

Me he encontrado con este antiguo escrito. Aunque es un poco melancólico aquí va:

Entró como tantas tardes lo había hecho en la paz de aquella iglesia, donde sus ojos llorosos empezaron a recorrer de nuevo con la mirada aquel crucifijo que parecía hablarle y seguía escuchando aquellas palabras que se le clavaban en el corazón: Nadie te ha querido como yo, nadie te ha ofrecido tanto amor, nadie te ha enseñado de la vida más que yo, nadie mi amor busco tu amor con tanto amor… Sí, se decidió finalmente y le dijo que sí, se entregaría a Él definitivamente. Leer el resto de esta entrada »

Manuel Lozano nació en Chascomús, provincia de Buenos Aires,tiene 26 años y su vida y su trabajo consisten en ayudar a los que más lo necesitan. Se recibió de abogado en la Universidad Católica de Salta con el mejor promedio de su promoción y luego realizó estudios de Posgrado con especialización en gestión de organizaciones sin fines de lucro en la Universidad de San Andrés. Leer el resto de esta entrada »

Seeds

Domingo, 20 julio, 2014

Este cortometraje de 2 minutos, filmada en su totalidad en Google Glass, fue creado por ex alumnos y estudiantes de la Universidad de la Escuela de Artes Cinematográficas de California del Sur. Un mensaje de esperanza y de amor a la vida y a la familia.

LatinoAmericaUn reciente artículo de Aceprensa nos informa acerca de las tendencias religiosas en Latinoamerica. Por su interés lo pongo en el blog. El artículo concluye que las tesis sobre que el desarrollo económico y la prosperidad terminan por secularizar a las sociedades y desplazar a la religión de la vida e intereses del individuo, no se ha cumplido en América Latina, donde la práctica religiosa creció en promedio del 44 al 52 por ciento en 18 países de la región, entre 1995 y 2013, ”pese” al crecimiento económico experimentado.

En efecto, en el estudio “Las religiones en tiempos del Papa Francisco”, efectuado por la Corporación Latinobarómetro, se esboza cómo América Latina, que ha vivido su período más próspero entre 2003 y 2008, ha incorporado 50 millones de habitantes a la clase media en la última década y sacado a 100 millones de habitantes de la pobreza, además de consolidado sus instituciones democráticas, no ha conocido un abandono de la religión (a excepción de Uruguay).

En el conjunto de 12 países de la región con más del 60 por ciento de católicos, el predominio del catolicismo en 1996 era del 76 por ciento en promedio. A día de hoy, si bien el porcentaje de católicos ha disminuido ligeramente hasta ubicarse en el 70 por ciento, la ventaja sobre la segunda religión está en 59 puntos. Leer el resto de esta entrada »

La atracción por las cosas sensibles, cuando nos impulsa a satisfacer las legítimas necesidades, es en sí buena: pasaba Jesús en sábado por medio de unos sembrados; sus discípulos tuvieron hambre y comenzaron a arrancar unas espigas y a comer. Pero no conviene olvidar que tras el pecado original, estamos inclinados a un desordenado amor propio y a buscar en los bienes sensibles la propia satisfacción, ambicionando, con el pretexto de las necesidades, más de lo que nos conviene, y aún en contra del querer de Dios.

Este tiempo nuestro, cuando se concibe la felicidad en el uso y disfrute de la mayor cantidad de bienes y goces, exige del cristiano una vigilancia especial (templanza) para no traicionar el alma misma de nuestra fe. Lo expresaba muy bien Juan Pablo II al referirse al ambiente de materialismo práctico en que vivimos: Leer el resto de esta entrada »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 543 seguidores

%d personas les gusta esto: